21 de noviembre de 2010

Andrés Ortega: Bancada Masista discrimina a sus diputados suplentes


La mayoría de los diputados suplentes ejercen sus funciones o trabajan los últimos días del mes, pero al parecer la bancada del MAS no los habilitaría o haría alguna maniobra para los titulares.

(ANF).- El diputado Andrés Ortega, (PPB) informó que desde el lunes, semana que debe dedicarse a los diputados suplentes, trabajarían los diputados titulares del partido de gobierno, en el pleno de la Cámara Baja para tatar el proyecto de la Ley de Pensiones que fue aprobada la madrugada del viernes en la comisiones de Planificación Económica.

“Se supone que los suplentes son de la misma condición que los titulares y me sorprende que el oficialismo tenga una extraña forma de habilitar a los suplentes la próxima semana, pareciera que no se confía mucho en sus suplentes que al parecer tendrían más reclamos que hacer en torno a la ley ”, dijo Ortega.

La mayoría de los diputados suplentes ejercen sus funciones o trabajan los últimos días del mes, pero al parecer la bancada del MAS no los habilitaría o haría alguna maniobra para los titulares solamente sean habilitados para la sesión dedicada a tratar la norma que tratará la jubilación de los bolivianos.

De todas formas, el diputado aseguró que pedirá un informe a la secretaría de la cámara de diputados para analizar que suplentes trabajarán desde el lunes día que coincidirá con el inicio del tratamiento de la propuesta de ley de pensiones. El diputado aseguró que el tratamiento en la comisión terminó sin haberse hecho ninguna modificación de parte de la oposición pero si se hicieron arreglos que propusieron los asambleístas oficialistas.

Ortega adelantó que existen serias observaciones de parte de opositores entre ellas que el escenario en el que se desenvuelve la población económicamente activa llega solamente al 20% que está en condiciones de tener una jubilación y el 80% restante corresponde a un escenario de informalidad y desempleo que no pueden aportar para su jubilación.

Otro tema es la posibilidad de que a través del aporte de quienes tienen un trabajo formal y posibilidades de ahorro para la jubilación puedan subvencionar de alguna manera a quienes viven de forma informal y que en algunos casos evadiendo la ley pueden generar mayores ingresos que quienes trabajan de forma regular. El Gobierno prevé culminar el tratamiento de la ley este año por los que la Cámara Alta espera la remisión para acelerar el proceso y enviarla para su promulgación por el Órgano Ejecutivo.