10 de noviembre de 2010

Oposición advierte a imputados en juicios políticos no caer en “plan Kudelka”


El diputado Muñoz dijo que esta “maniobra judicializadora” fue aplicada por el gobierno en procesos contra el ex prefecto Manfred Reyes Villa y ahora se la usa contra Leopoldo Fernández.

El jefe de Bancada de la opositora Convergencia Nacional en la Cámara de Diputados, Mauricio Muñoz, coincidió con el ex prefecto de Pando, Leopoldo Fernández, sobre una estrategia oficialista de coacción a imputados en procesos a altos dirigentes políticos, para que inculpen a líderes de oposición a cambio de beneficiarse con reducción de penas. Muñoz dijo que esta estrategia se utiliza en los juicios a ex prefectos.


La “estrategia Kudelka”, que denunciara en los últimos días el judicializado ex prefecto de Pando, consistiría en inducir al perjurio a coimputados en procesos iniciados por el Ejecutivo contra ex candidatos y ex autoridades de oposición, ofreciéndoles ventajas procesales a cambio de testimonios incriminatorios contra los “enemigos políticos” del MAS.


“No podemos desatender la denuncia de Leopoldo (Fernández), porque involucra una realidad de la justicia. Hay ex funcionarios del gobierno y ex diputados del MAS que han sido designados fiscales de distrito y jueces, y que componen un aparato de manejo de la justicia para judicializar a líderes opositores”, dijo el diputado Muñoz.


En criterio del legislador, esta nueva “maniobra judicializadora” ya se ha intentado con varios coimputados en las demandas del gobierno contra el ex prefecto y jefe de su partido Manfred Reyes Villa y se usará más adelante contra otros opositores políticos.


“En Cochabamba por ejemplo se ha estado tentando, por decirlo de alguna manera, a técnicos y ex funcionarios prefecturales incluidos en los procesos contra Manfred Reyes Villa para que se auto-impliquen y vinculen al ex prefecto de Cochabamba, una situación similar a lo denunciado en La Paz contra la abogada acusadora en el caso Porvenir”, señaló.


Dijo que teme que esta misma estrategia la repliquen en otras regiones del país, a partir de las declaraciones logradas de algunos dirigentes cívicos del Chaco para responsabilizar a las ex autoridades prefecturales de Tarija por los sucesos de septiembre de 2008.


Muñoz convocó a cívicos y autoridades incluidas en los juicios a dirigentes procesados políticamente a guardar una actitud ética y consciente frente a las presiones y los intentos de “comprar conciencias a cambio de indulgencias”.


“Hay técnicos, asesores y dirigentes cívicos que han sido incluidos en los procesos a Manfred, Leopoldo y otros ex gobernadores con la única intención de viabilizar su exclusión del proceso a cambio de levantar falso testimonio contra los opositores judicializados; ellos deben saber que no existe indulgencia procesal que pague el precio de una conciencia limpia”, sostuvo.


CASO MARINKOVIC: Puso de ejemplo lo sucedido con el hombre de confianza del cívico Branko Marinkovic, Juan Kudelka, que tras brindar testimonio incriminatorio contra su ex jefe fue sometido al mismo tratamiento deshonroso y al rechazo de su comunidad.


“El gran problema con el que el gobierno ha chocado es que en dos años no han conseguido evidencia que sostenga sus acusaciones contra los ex prefectos miembros del Conalde (organización compuesta por prefectos opositores a Morales) y están tratando de incitar testigos contra dirigentes políticos que le quitan el sueño al presidente Morales”, manifestó.