15 de diciembre de 2010

Ley de Deslinde Jurisdiccional: Oposición busca eliminar castigos por usos y costumbre

La Cámara de Senadores aprobó el proyecto de Ley y remitió a la Cámara de Diputados para su debate y respectiva sanción.
(ANF).- La diputada Elizabeth Reyes, de Unidad Nacional, afirmó, este miércoles, que no es aceptable para un país como Bolivia, que firmó tratados internacionales sobre derechos humanos, aprobar una Ley como la del Deslinde Jurisdiccional, que aplica sanciones en el marco de usos y costumbres como chicotazos y garrotazos, porque dañan la integridad y dignidad de las personas.

La legisladora Reyes dijo que puede haber diferentes jurisdicciones, pero ninguna puede vulnerar los derechos fundamentales de las personas establecidas en la Constitución Política del Estado, menos aceptar que la justicia ordinaria no esté presente las regiones rurales.

“No se puede aceptar cualquier vulneración de los derechos humanos a nombre de usos y costumbre o lo tradicional, porque los indígenas también son seres humanos, de ahí que esta norma tenga que demarcar los parámetros. Tenemos que eliminar los usos y costumbre que vulneran los derechos humanos ningún país puede aceptar legalizar este tipo de actos o castigos físicos y que también se respeten los derechos como el de la propiedad privada”, dijo.

Tras ser aprobada en Grande y Detalle, la Cámara de Senadores, remitió la noche del pasado martes, el proyecto de Ley de Deslinde Jurisdiccional a la Cámara de Diputados para su revisión y posterior sanción.

Según el proyecto se respeta la unidad e integridad del país, la relación espiritual entre las naciones y pueblos indígena originario campesino y la Madre Tierra, la diversidad cultural, el pluralismo jurídico, la complementariedad, la independencia, la equidad e igualdad de género y la igualdad de oportunidades.

Además, prohíbe el linchamiento y la pena de muerte en las dos jurisdicciones de la justicia, porque va contra el derecho elemental y fundamental, que es el derecho a la vida. El proyecto de Ley consta de cuatro capítulos, 17 artículos, una disposición final y una abrogatoria y derogatoria.