10 de mayo de 2012

Diputada Marcela Revollo acusa al gobierno de espionaje y presentará una querella penal contra el ministro Carlos Romero

Un día después de que personalmente el ministro de Gobierno, Carlos Romero, exhibiera una grabación sobre un supuesto financiamiento de la diputada del Movimiento Sin Miedo (MSM), Marcela Revollo, a la IX marcha indígena, la legisladora de este partido acusó este miércoles al gobierno de haber cometido espionaje, violando sus derechos y la Constitución, y anunció que presentará una querella criminal contra ese dignatario de Estado.

“El Ministro de Gobierno y el gobierno han dejado claramente establecido la vinculación con actos de espionaje, a través de grabaciones de micrófonos o de agentes de espionaje que han introducido a mi oficina parlamentaria de la Circunscripción número 10”, denunció Revollo y luego advirtió que “la próxima vez serán artefactos explosivos” u otros elementos contra parlamentarios, dirigentes sociales o contra cualquier persona que exprese diferencias con el gobierno.

La diputada del MSM dejó establecido que no se trata de un “pinchazo” telefónico –intercepción de llamadas-, sino de la introducción de agentes o artefactos que violaron la privacidad de su oficina parlamentaria, ubicada en la plaza España de la ciudad de La Paz, y la propia Constitución, que precautela los derechos de los asambleístas nacionales.

“El domicilio, la residencia o la habitación de las asambleístas y los asambleístas serán inviolables, y no podrán ser allanados en ninguna circunstancia. Esta previsión se aplicará a los vehículos de su uso particular u oficial y las oficinas de uso legislativo”, dijo Revollo en conferencia de prensa, leyendo el parágrafo II del artículo 151 de la Constitución.

La parlamentaria Sin Miedo sostuvo que una vez presentada la querella y activada la investigación fiscal, Romero tendrá que decir cómo se efectuó la grabación e incluso si hubo un pago por ese delito. “El día de hoy (miércoles), estoy presentando una querella contra el ministro Romero para que dé la cara, para que no se oculte en la confidencialidad o el anonimato, y que diga a quién introdujo en mi oficina de la Circunscripción 10, con qué resultados, cuánto pago y cómo justifica la comisión de delitos y la violación de la Constitución”, dijo.

Financiamiento con postales

Esbozando una sonrisa, Revollo dijo a los medios de comunicación que el financiamiento a la IX marcha denunciado por Romero se refiere a la venta de postales con imágenes de la VIII marcha indígena, a un costo de cinco bolivianos por cada tarjeta, que realizan varias personas para recaudar fondos que son destinados a ayuda humanitaria para los marchistas.

“Lo que (Romero) califica de financiamiento es la actividad de un conjunto de ciudadanos y ciudadanas que a nivel nacional estamos vendiendo unas tarjetas, a 5 bolivianos… Esto está sirviendo para llevar agua, pañales, medicamentos a la marcha en una actividad absolutamente ciudadana”, aseguró Revollo.

En forma categórica, la diputada del MSM dijo que apoyó anteriores movilizaciones indígenas y lo seguirá haciendo porque es “militante de la causa de los pueblos indígenas”, pero con iniciativas ciudadanas y transparentes como la venta de postales.

Hacemos política en democracia”

Por su parte, el diputado del MSM, Fabián Yaksic, que también participó en la rueda de prensa, señaló que su partido está ejerciendo su derecho constitucional de hacer política sin conspirar contra el gobierno o autoridad constituida y advirtió que puede desatarse una persecución con contra partidos que desarrollan acciones políticas democráticas.

Dijo que el viceministro de Gobierno, Jorge Pérez, mostró un volante distribuido por el MSM en todo el país como si fuera prueba de un acto conspirativo, cuando se trata de una forma en la que su organización hace política. Mostrando el volante y refiriéndose a una solicitada de prensa que fue publicada este miércoles, dijo: “El Movimiento Sin Miedo firma y da la cara en su accionar político, no estamos conspirando contra nadie”.

Yaksic reivindicó el derecho de los partidos de oposición de realizar acciones políticas de cara a la comunidad y más bien criticó la intención gubernamental de las fuerzas opositoras no puedan expresar sus posiciones y menos desarrollar iniciativas como la distribución de materiales escritos o pronunciamientos a través de medios de comunicación.



Dice que vende tarjetas: Revollo admite que financia IX marcha y se querella contra Romero

ERBOL: La diputada del Movimiento Sin Miedo (MSM), Marcela Revollo, admitió este miércoles a través de la RED ERBOL que financia la IX marcha indígena, pero mediante la venta de tarjetas; y anunció que presentó la querella contra el ministro de Gobierno, Carlos Romero, quien presentó ante los medios de comunicación una grabación de una conversación telefónica de la legisladora opositora sobre el envío de recursos a la movilización.

Cuando la periodista Amalia Pando consultó a Revollo si enviaba dinero a la marcha, la legisladora contestó con un rotundo “por supuesto que sí”.

Aseguró que junto a un colectivo de ciudadanos produjeron una serie de tarjetas con fotos de la VIII marcha indígena, que se venden a cinco bolivianos y el dinero recaudado es enviado a la columna de la marcha para comprar pañales, leche, agua y otros elementos necesarios para la movilización.

Dijo que hasta la fecha recaudaron algo más de tres mil bolivianos por la venta de las tarjetas y el respaldo del MSM a la marcha siempre fue pública, por eso repartieron en varias ciudades incluso volantes de apoyo a los indígenas.

Ayer, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, denunció –mostrando la transcripción de la conversación telefónica de la esposa del exalcalde Juan del Granado con dirigentes indígena– que el MSM financia la IX marcha, que reclama la anulación de la Ley 222 de Consulta Previa.

Revollo manifestó que seguirá recaudando dinero para la marcha pese a esta actitud del gobierno que estaría violando sus derechos al grabar sus conversaciones telefónicas.

“No se trata de un pinchazo telefónico, se trata de una grabación o la instalación de micrófonos en mi trabajo parlamentario, en la privacidad de mi trabajo parlamentario, en mi oficina que tengo en la plaza España de La Paz, no es en el parlamento”, afirmó.

Sin embargo, añadió que no tienen ni la menor idea de quién podría haber instalado los micrófonos o haberla grabado con algún dispositivo de manera directa en su oficina, por lo que esta tarde presentará una querella contra el Ministro de Gobierno.

“Estoy iniciando una querella contra Romero, para que dejando ese su discursillo de anonimato y confidencial, diga ante el Ministerio Público cómo consiguió esta conversación, quién le dio, con qué costo, con qué objetivo; hoy se está actuando contra una parlamentaria, luego será contra dirigentes, posteriormente todos tendremos que andar cuidándonos como en el pasado con el testamento bajo el brazo”, aseveró.

Pidió a la Fiscalía establecer a los responsables de este espionaje y violencia política.