11 de mayo de 2012

La diputada Revollo ratifica su apoyo a la IX marcha y convoca a los bolivianos a solidarizarse con la causa indígena

El gobierno estaría desesperado por frenar a los marchistas del TIPNIS

En medio del intento del gobierno de descalificar la IX marcha indígena con el espionaje perpetrado a la asambleísta del Movimiento Sin Miedo (MSM), Marcela Revollo, la diputada opositora ratificó este jueves su compromiso con la movilización indígena y convocó a los bolivianos y bolivianas a solidarizarse con la defensa del TIPNIS.

“Ratifico mi compromiso, mi apoyo y mi solidaridad a la IX marcha; ratifico mi solidaridad y mi compromiso con la demanda de justicia, territorio y dignidad de los pueblos indígenas de tierras bajas”, señaló luego de que la ministra de Comunicación, Amanda Dávila, cuestionara la reacción de Revollo en cuanto a la denuncia del titular de Gobierno, Carlos Romero, sobre la base de una grabación “confidencial”.

La diputada del MSM presentó una querella penal en contra de Romero por delito de espionaje y haber violado sus derechos constitucionales. Ya en manos del Ministerio Público, fiscales asignados al caso deben iniciar la investigación para establecer las responsabilidades sobre el espionaje a la denunciante.

“Así como apoyé anteriores marchas, así como estuve en la marcha por la vida hace 25 años, con la misma fuerza, con la misma convicción y apoyo, me solidarizo con la novena marcha de tierras bajas”, dijo.

Solidaridad con la marcha

Revollo convocó al país a solidarizarse con la IX marcha indígena que comenzó en Trinidad el 27 de abril y que se encuentra en Puerto San Borja porque, según argumentó la parlamentaria, se trata de una movilización por los derechos de los pueblos indígenas y de todos los bolivianos.

“Esto (el desprestigio de la IX marcha indígena) queda como un intento de un gobierno desesperado de paralizar algo que el pueblo boliviano ya lo hizo suyo, la lucha por la justicia, por la dignidad y por el territorio de los pueblos indígenas originarios”, señaló la diputada.

“Continuaré con esta solidaridad y con este apoyo y por ello convoco a todo el pueblo que lo haga perdiendo el miedo, perdiendo el temor a la persecución y a la judicialización del derecho ciudadano”, agregó con tono enérgico.
Dispuesta a la investigación

Revollo aseguró que está dispuesta a la investigación de cualquier instancia jurídica-política porque su vida política, que empezó a sus 17 años, siempre se mantuvo en la línea de defensa de los Derechos Humanos y derechos constitucionales.

La diputado reiteró que un conjunto de ciudadanos en coordinación con organizaciones indígenas produjeron postales de la VIII marcha que se venden a cinco bolivianos y lo recaudado es enviado a la movilización actual para el envío de agua, pañales y medicamentos, entre otros productos de primera necesidad.