23 de abril de 2013

UN y MSM buscan aliarse con las organizaciones sociales


    Página SieteLos opositores Unidad Nacional (UN) y el Movimiento Sin Miedo (MSM) buscan establecer alianzas con organizaciones sociales con miras a presentar una “alternativa” frente al oficialismo en las elecciones generales de 2014.

    La decisión figura dentro de los ejes que definieron ambos partidos para instituir pactos con fuerzas políticas y sociales.

    Edwin Herrera, dirigente del MSM, explicó que las articulaciones que realiza este frente se producen bajo dos “grandes ejes”: establecerlas a partir de visiones coincidentes en términos programáticos e ideológicos” y que no sean pactos de carácter “eminentemente cupular”.

    “Estamos tratando de romper este esquema alianzas de carácter cupular y esto supone que no se agota solamente nuestra articulación en los partidos políticos. No estamos tratando de generar alianzas solamente con partidos, sino con los sectores vivos de la comunidad en el país”, afirma.

    Por eso, sostiene, esta tienda política está haciendo alianzas con organizaciones de médicos, choferes, campesinos, gremialistas, universitarios, intelectuales y empresariales.

    Carlos Hugo Laruta, de UN, explicó que los componentes que estableció el partido para acordar alianzas son: hacerlo con fuerzas y líderes nacionales y regionales, además con sectores sociales indígenas campesinas, sindicales y agrupaciones ciudadanas. Esto, en el marco de crear una unidad que le haga frente al oficialismo.

    “Unidad Nacional quiere construir una alternativa, compuesta por fuerzas políticas democráticas, que puedan ofrecer al país un programa de desarrollo, una visión diferente de la del MAS y mejor que la del MAS”, asegura.

    El dirigente acotó que en la actualidad ya se aliaron con fuerzas ciudadanas de La Paz y se está trabajando en esa línea con las de Oruro, Potosí y Cochabamba.

    Agregó que de forma gradual irán sumando “fuerzas sociales organizadas y sindicatos de organizaciones indígenas”.

    En analista Diego Cuadros afirma que este interés en las organizaciones se da desde el año 2003, porque el sistema de partidos está en crisis y los sectores sociales son “actores políticos de primera línea”.

    Concepción Ortiz, vicepresidenta del MAS, dice que el oficialismo “todavía” no está buscando ningún aliado. Sostiene que en los principios ideológicos de este instrumento político no se establece el “buscar aliados”.

    “No tocamos el tema de aliados todavía. Es prematuro. De ser necesario, lo discutiremos”. No obstante, durante su primer Gobierno el MAS se alió con el MSM, pero el pacto se rompió en 2010. En las elecciones de ese año, el partido que lidera Juan Del Granado se convirtió en la segunda fuerza política del país.

    Ortiz reconoce que su frente buscó, en su momento, la asociación con su otrora aliado, pero que al final “nos han perjudicado”.

    Por ello considera que es “prematuro” hablar de este asunto y que si fuera necesario tendría que ser el resultado de una discusión al interior del oficialismo y “más que todo una propuesta de nuestro Presidente”.