4 de junio de 2013

Marka Camata debe resolver dos problemas para cumplir su sueño de ser autónoma

Escrito por Fundación TIERRA: El Territorio Indígena Originario Campesino (TIOC) de Marka Camata, ubicado en el municipio Ayata de la provincia Muñecas de La Paz, debe resolver dos problemas para acceder a la Autonomía Indígena Originario Campesina (AIOC): la sobreposición de su territorio en dos municipios de dos provincias paceñas, y superar el requisito de cantidad mínima de habitantes para constituirse en una jurisdicción autónoma indígena. Las razones El dificultoso acceso al territorio es la principal razón para que sus pobladores hayan decidido optar por acceder a la autonomía indígena, explica Toribia Flores quien además de ser concejal del municipio de Ayata, es secretaria de Organización del Consejo Estatuyente de Camata.
Otra razón para ser AIOC, es lograr la independencia del municipio de Ayata. Las características geográficas aíslan a la Marka Camata del municipio de Ayata, del cual es parte.
A esto se agrega que la cantidad de habitantes de Camata es minoritaria en relación con el resto del municipio. Entonces, como consecuencia de su aislamiento físico y de su reducida población, Camata no es atendida con prioridad como lo son las otras secciones de Ayata.
Dos municipios y dos provincias
Si la AIOC Camata es aprobada con la misma superficie del territorio indígena, la nueva jurisdicción autónoma deberá superar la dificultad que le plantea su extensión puesto que además del municipio de Ayata, abarca parte del municipio Tacacoma de la provincia Larecaja.
Esto se puede resolver sólo con el trámite de una ley que redefina los límites, afirma el investigador Jorge Salgado de Fundación TIERRA.
A principios de la década de 2000, Camata se convirtió en Tierra Comunitaria de Origen (TCO) y con ello consagró parte de los anhelos de sus pobladores. Sólo que el título de ese territorio abarca las jurisdicciones de los municipios anteriormente citados.
Base poblacional
La otra dificultad que debe vencer Camata es su reducida población. Según Salgado son 1.700 habitantes y la Ley de Autonomías pide al menos 4 mil habitantes para acceder a la autonomía por vía territorial en tierras altas. Para territorios de pueblos indígena originario campesinos minoritarios de tierras bajas, la ley exige una base poblacional de 1.000 habitantes.
La concejal Toribia Flores, afirma que su territorio no solo es del altiplano sino que llega a regiones subtropicales y tropicales. Por tanto deberían merecer un trato como TIOC de tierras bajas con una base poblacional menor. Esa es la solución que plantean ante la dificultad del requisito poblacional.
Viabilidad gubernativa
Entretanto, los indígenas de Marka Camata se preparan para encarar otra de las fases hacia el acceso a la autonomía, en este caso la certificación de viabilidad gubernativa que consiste en la presentación de un Plan de Gestión Territorial y de una Organización indígena con plena vigencia.
Un convenio con Fundación TIERRA, Fundación Machaca y el Colectivo Cabildeo, servirá a las autoridades de Camata para contar con asesoramiento en esta fase y en la redacción del Estatuto Autonómico, cuya elaboración se inició en 2009.
Fundación TIERRA capacitará a autoridades de la Marka y un asambleísta del Consejo Autonómico, como primer insumo para el plan territorial y la redacción del estatuto, informó Salgado.