11 de julio de 2013

Bolivia: Desafío de la coordinación entre ambas jurisdicciones


Por: Humberto Guarayo - Nación Yampara


Luego de la promulgación de la CPE no hay otro documento o normativa jurídica que pueda respaldar el reconocimiento de la Justicia Indígena Originaria, excepto la Ley de Deslinde Jurisdiccional, pero esta ley como su nombre lo indica es de deslinde, su objetivo es delimitar la jurisdicción indígena especialmente y no así la jurisdicción ordinaria. Entonces concluimos que esta ley no tiene el espíritu de pluralidad, debería declararse inconstitucional, tendría que hacerse una ley que plantee coordinación y cooperación donde realmente se respete al pluralismo jurídico, como manda la Constitución Política del Estado Plurinacional de Bolivia.
En si la Ley de Deslinde Jurisdiccional delimita las competencias de las jurisdicciones, esta estaría menospreciando el procedimiento de justicia indígena que nosotros hacemos, una autoridad indígena (curaca) no tiene el mismo nivel que un juez, por eso vemos que a partir de esa ley siguen minimizándonos, subestimando a las autoridades indígenas a pesar de que la Constitución dice que tenemos el mismo nivel de jerarquía.
Ese es una de los puntos que tiene la Ley de Deslinde y con el que no estamos en acuerdo, y a partir de esto rompe con lo que es el espíritu del pluralismo jurídico. Este hecho es connotante para el buen desarrollo de ambas jurisdicciones.
Por otra parte, también la tipificación de los delitos que nosotros podemos juzgar, nosotros históricamente hemos sabido resolver todo tipo de problemas, pero una de las delimitaciones de esta ley dice que la jurisdicción indígena puede ver solamente el tema de redistribución de tierras, vemos que esto no es así y rompe el espíritu de actuar con procedimientos propios de los pueblos indígenas.
Otra cosa que señala la Ley de Deslinde Jurisdiccional es respecto a las multas o sanciones, señalan que muchas de las sanciones no se pueden realizar, afectando y coartando gravemente nuestro derecho a la libre determinación, para ejercer el auto gobierno y la libre determinación.
Hasta al momento no existe una coordinación como señala el marco de  la ley, no existe voluntad desde las autoridades ordinarias ni nosotros como autoridades indígenas no estamos trabajando en esto, amabas jurisdicciones igual estamos buscando que haya una justicia social pero hasta el momento no, solo se podría señalar algunas situaciones, también muchas veces hemos solicitado cooperación pero no hemos recibido una respuesta oportuna, es decir que la relación interinstitucional todavía no está ejerciéndose.
El reconocimiento y respeto tiene que pasar por la administración de la justicia ordinaria, jueces, fiscales, etc.
Hoy en día tendría que pasar por la administración de la justicia ordinaria la formación de la abogacía, la formación del derecho tendría que cambiar porque ya no puede seguir con ese pensamiento positivista, cambiar de formación a una formación plurinacional, que se sientan las bases en una formación en el marco del pluralismo jurídico.
A partir de esto habría que cambiar de pensamiento, partiendo de esto recién podremos coordinar y respetar ambas jurisdicciones.
Entre los fiscales y jueces todavía no hay esa predisposición, parece que siguen resolviendo casos
Algunos casos que nos competen a las autoridades indígenas, no se ha visto ninguna voluntad para sentarnos ambas jurisdicciones, yo creo q es un reto todavía para q podamos llegar a esa coordinación, se sigue con ese pensamiento único que esta justicia es lo máximo, tiene que haber dialogo, y eso tiene q salir de nosotros mismos los que administramos justicia, pero no hemos visto esa voluntad política de las autoridades, jueces, vocales, etc.
Es fundamental para el reconocimiento de las naciones y el tema de la administración del sistema de la jurisdicción indígena, lo primero que tiene q pasar es el reconocimiento de las naciones y pueblos indígenas, hemos visto que en Bolivia no existe un reconocimiento implícito d que naciones existen, en el casi de Chuquisaca no tenemos un reconocimiento jurídico como nación, a pesar que en la constitución se reconoce la existencia de los pueblos indígenas pero a partir de eso no hay una normativa que pueda hacer el reconocimiento de la existencia de estas naciones y pueblos indígenas.
Ese hecho es fundamental para nosotros, a partir de esto yo creo que se puede trabajar, en Chuquisaca estamos los yamparas, gauraníes, cara caras, a partir de esto se sabrá con exactitud dónde estamos ubicados los pueblos indígenas, y conocer nuestros sistemas heredados por los pueblos ancestrales.
La CPE es aplicable pero no se está poniendo en vigencia, hay un conocimiento jurídico, las autoridades indígenas tenemos de respaldo los derechos de los pueblos indígenas, en la actualidad los que quieran implementar la CPE es necesario reglas y políticas públicas para la implementación de la CPE Y del pluralismo jurídico en Bolivia no existe. Es un reto para ambas jurisdicciones.
La JIO es eficaz pronta, inmediata en la resolución de los conflictos, dependiendo de los casos y los diferentes espacios geográficos. Tiene espíritu de conciliación, de restauración, no existen sanciones drásticas, más bien se busca restablecer el equilibrio en la persona que ha alterado una conducta, además no tiene costo alguno, esta es una gran ventaja frente a la jurisdicción ordinaria. Dentro de ese marco hoy nos toca sentarnos y trabajar para buscar la justicia social que todos anhelamos.