11 de septiembre de 2013

620 juntas vecinales dicen que apoyan el paro; gobierno lo llama demagógico


ERBOL: Representantes de 620 juntas vecinales, 300 organizaciones gremiales y Universidad Mayor de San Andrés confirmaron su apoyo al paro cívico de La Paz de este miércoles 11, en contra de los resultados  del Censo de 2012; en tanto que autoridades gubernamentales y del oficialista Movimiento Al Socialismo calificaron de “demagógica” la medida de protesta.
La acción cívica programada para esta jornada pretende evitar se consolide un reajuste en la distribución de recursos de coparticipación, en base a los datos de la consulta del pasado mes de noviembre.
El municipio de La Paz –según datos del censo- redujo su población en 28.676 habitantes, es decir, de 793.293 (2001) a 764.617 habitantes (2012), una disminución en diez años de 28.676 ciudadanos.
Un último encuentro de la Asamblea de la Paceñidad identificó que el departamento perdería anualmente Bs 155 milllones.
El alcalde de La Paz Luis Revilla dijo que el Gobierno busca suprimir recursos al municipio.
Sectores participantes
El presidente de la Federación de Juntas Vecinales de La Paz (Fejuve), Arturo Quispe, informó que gremiales, vecinos y otras organizaciones sociales se movilizarán desde tempranas horas, para evitar la circulación de vehículos.
El último fin de semana, la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) se sumó al paro cívico convocado por la Asamblea de la Paceñidad.
Quispe, en conferencia de prensa, informó que el Instituto de Estadísticas de la UMSA “previendo falencias en los resultados, alertó antes del censo 2012 de las deficiencias técnicas de este proceso: desactualización de la información cartográfica inadecuada y peligrosa relación del censo poblacional con la distribución de recursos económicos por municipio, hecho que desvirtúa la finalidad de todo censo”.
Algunos colegios como el San Calixto y el San Ignacio determinaron suspender actividades educativas, no obstante que el Ministerio de Educación ordenó pasar clases con normalidad.
Todos los accesos a la ciudad serán interrumpidos “pacíficamente y sin provocación alguna”, señaló el dirigente vecinal Oscar Siñani.
La Federación de Trabajadores Gremiales de los sectores Zenón Yupanqui y Julio Patiño –a través de sus voceros- comunicó que 300 organizaciones afiliadas acatarán la medida de presión, cerrando negocios.
Entretanto, la Federación de Choferes, bajo la dirección de Julián Manzaneda solicitó garantías a la Policía para circular por las calles y avenidas de la sede de Gobierno.
La administración de la terminal de buses anunció que desde la media noche del martes cerrará sus puertas en respaldo del par cívico. Solicitó la compresión del público y de las empresas de transporte interdepartamental.
Oficialismo
El ministro de Economía y Finanzas Publicas, Luis Arce Catacora, calificó de “demagógicas” las acciones que podría realizar la alcaldía, entre ellas solicitar que los edificios públicos paguen impuestos, como compensación.
La autoridad agregó que el gobierno brinda muchas ventajas al municipio y dijo que durante todo el tiempo sumó buena cantidad de recursos a su favor
La presidenta de la Cámara de Diputados, Betty Tejada, reprochó al alcalde del municipio de La Paz, Luis Revilla, por la convocatoria al paro cívico y lo acusó de pretender perjudicar a la población. También consideró inadecuada la medida ante la cuantiosa acumulación de recursos.
De acuerdo con la autoridad, la comuna no realizó ninguna campaña para respaldar al censo de población y vivienda, por lo que pidió que el Movimiento Sin Miedo (MSM) no use políticamente los resultados del empadronamiento y pretenda confrontar a los habitantes.
El dirigente de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), Rodolfo Machaca, explicó que el paro cívico será contra los pobres que existen en el departamento y detalló que en las ciudades no existe trabajo y tampoco condiciones de vida, factor al que atribuyó la pérdida de población.
El gobernador de La Paz,  Cèsar Cocarico, recordó que el paro perjudica de sobremanera al desarrollo económico de los paceños  y la ciudadanía que vive al día.
“Hacer un paro en este momento no es justificada. Este es un paro político, este es un paro que sólo responde a los interés políticos de un partido (MSM) con fines electorales”, enfatizó
Propuesta
Esta semana, el director de Investigación e Información del gobierno municipal de La Paz Marcelo Arroyo, sugirió cobrar impuestos a los edificios que ocupa el gobierno nacional en la Sede de Gobierno, para compensar de alguna manera la reducción de recursos económicos que sufrió el municipio a razón de los resultados del censo 2012.
Según datos de la alcaldía en la ciudad de La Paz existen más de 120 edificios públicos gubernamentales, entre ministerios, direcciones y servicios y que albergan a unos 15 mil funcionarios públicos que no solamente son habitantes del municipio, pero que se benefician de los servicios que se brindan en el municipio.
Cocarico, explicó que desde el año 1950- 2001, hubo una importante reducción de habitantes en el departamento de La Paz debido a la falta de inversión económica.
Así también lamentó que las movilizaciones, bloqueos, marchas de distintos sectores sociales son los culpables de haber ahuyentado las inversiones en La Paz.
“Son varias la empresas que se perdió del 2000 hasta el 2005, porque no tienen confianza en el departamento de La paz”, señaló.
- See more at: http://www.erbol.com.bo/noticia/regional/10092013/620_juntas_vecinales_dicen_que_apoyan_el_paro_gobierno_lo_llama_demagogico#sthash.baa2lOrk.dpuf