24 de septiembre de 2013

Investigación: Estudio sobre terneza de la carne valida acciones para promocionar al bovino criollo

Periódico Digital PIEB •  Terneza Carne Periódico Digital PIEBEl estudio genético que detectó la terneza de la carne (cualidad que facilita el corte y masticación) en ejemplares bovinos criollos servirá para validar el trabajo de las instituciones estatales departamentales en la promoción de ese ganado, explicó el director de Sanidad Agroalimentaria de la Gobernación de Santa Cruz, Juan Ascarrunz.
En una investigación genética sobre características de tres razas de bovinos se detectó que los ejemplares criollos tienen similares potencialidades para contar con terneza de la carne que las razas introducidas como Nelore y Brahman. La investigación “Determinación de la frecuencia alélica de genes asociados a la terneza en los hatos Nelore, Criollo y Brahman del departamento de Santa Cruz” se hizo en la Universidad Gabriel René Moreno (UAGRM), con apoyo del Programa de Investigación Estratégica en Bolivia (PIEB), y estuvo a cargo de Juan Antonio Pereira (coordinador), Carmiña Salazar, Paola Espinoza, Jaquelin Bazán, José Silo Romero, Ezequiel Jiménez, Pedro Rojas, Guilermo Giovambattista y Mariana Uracoy Cabral.
La terneza es la “cualidad de la carne de dejarse cortar y masticar (con mayor o menor facilidad) antes de la deglución”, esa cualidad está ligada directamente a la resistencia mecánica del producto consumible y varía tanto entre razas como dentro de una misma raza bovina. Para la investigación se obtuvieron 325 muestras de sangre de 96 ejemplares Criollos Yacumeños, 92 Brahman y 137 Nelore, garantizando la representatividad de la raza en cada caso.
Ascarrunz explica que los resultados de la investigación podrían ser útiles para, en la Dirección de Buenas Prácticas Pecuarias y Trazabilidad Animal, comenzar la rastreabilidad animal del ganado criollo con el objetivo de identificar a los ejemplares criollos capaces de transmitir a su descendencia la característica estudiada.
“Hay que identificar específicamente a los linajes de toro que puedan ir fijando esos genes (de la terneza) en la progenie”, dijo Ascarrunz. En su criterio el estudio puede ayudar a ganar terreno comercial al ganado criollo, que actualmente tiene la desventaja (frente a las razas importadas) de tener menor peso por individuo; la idea es que pueda competir con calidad más que con cantidad de carne.
Los resultados del estudio demuestran que “el ganado criollo… posee las mismas potencialidades para terneza de la carne que cualquier otro ganado europeo utilizado para producción de carne (Angus, Hereford, Limosin, Simental, etc) (…). Además es por primera vez que se demuestra científicamente que el ganado criollo que es considerado inferior para ganancia de peso comparado con otras razas es igual o superior a las mismas cuando se trata de genes asociados a la terneza de la carne”.
El coordinador de la investigación, Juan Antonio Pereira, explicó que a partir de estos datos es posible posicionar al ganado criollo con un valor agregado importante en el mercado de la carne y, por tanto, subir su precio.
El estudio plantea que es necesario establecer un programa de mejora genética para que posteriormente se pueda utilizar con mayor exactitud esa información al identificar reproductores con mayor frecuencia de genes asociados a la terneza de la carne.
La investigación sobre la terneza de la carne en ganado criollo se realizó en el marco de la convocatoria “Investigación científica y tecnológica para el desarrollo del departamento de Santa Cruz”, que fue organizada por el PIEB y la UAGRM.