24 de octubre de 2013

Después de más de 180 años Bolivia tendrá un nuevo Código Procesal Civil


La Cámara de Senadores de la Asamblea Legislativa Plurinacional, aprobó en su estación en grande el Nuevo Código Procesal Civil, tras una sesión de más de siete horas en el pleno. Este nuevo código que regirá en el país por los próximos 30 años, fue remitido por la Cámara de Diputados y analizado en la comisión integrada de Constitución, Derechos Humanos, Legislación y Sistema Electoral y la Comisión de Justicia Plural, Ministerio Público y Defensa Legal del Estado.

Según la historia, es la tercera vez, en nuestros 183 años de vida republicana y cuatro años del Estado Plurinacional, que se aprobaría una norma de esta naturaleza. La primera vez que se aprobó un Código Procesal Civil fue el 2 de abril de 1831; también un 2 de abril, de 1976, se dictó el segundo Código Procesal y hoy se analiza la aprobación de este nuevo Código Procesal Civil para regular la solución de las controversias civiles que surgen en la sociedad boliviana.

Este código cambiará completamente la administración de la justicia en el país porque acelerará los procesos mediante la oralidad, propiciará la conciliación e introducirá la moderna tecnología en la justicia.

Los procesos que duran en la actualidad 5, 10 o más de 15 años, van a tener una duración máxima de 6 meses a un año; se remplaza la escritura por la oralidad; se le da mayores facultades al juez para lograr la acción de la justicia; se introduce mecanismos para la conciliación de las causas y la solución de las causas de manera rápida y objetiva; se introduce los mecanismos modernos de internet, de correo electrónico, para agilizar los procedimientos; se simplifica los procedimientos, en una lógica de construir un derecho que sirva a los bolivianos.

A diferencia de los dos primeros códigos que fueron copiados del extranjero, éste fue construido por los mejores especialistas en el campo del Derecho Civil en nuestro país, sobre la base de las experiencias y necesidades de lo que requiere la sociedad boliviana en cuanto a administración de justicia.

Asimismo, este código combatirá la corrupción y la deshumanización de la justicia, la que se transformará en una justicia proba y oportuna.

La nueva normativa tiene una redacción totalmente nueva basada en 3 principios fundamentales que son: el principio de la oralidad, el de concentración y el de inmediación.

Oralidad, porque se reemplazará la cadena de escritos y memoriales que muchas veces nadie lee y donde ganan los abogados y pierden las partes. Se aplicará una lógica de justicia oral pública y contradictoria, siendo este el principio más importante que conlleva y es el elemento innovador más trascendental del mismo.

El segundo elemento es la concentración, por el que el proceso deberá concluir en una o dos audiencias en lugar de tener que esperar 5, 6  o hasta 10 años.

Y el tercer principio es el de inmediación, con este procedimiento el juez tendrá que conocer el caso no sólo leyendo el expediente sino intermediando entre las partes y posibilitando una solución conciliada con las mismas.

La Cámara de Senadores convocó a sesión plenaria para hoy y continuar con el tratamiento en detalle de esta norma.