24 de octubre de 2013

Líder indígena pide mayor diálogo y reconocimiento


ERBOL: La líder indígena Ruth Buendía afirmó hoy en Madrid que los asháninkas como ella se sienten más peruanos que cualquiera y reclamó un mayor reconocimiento e integración de los indígenas en su país, especialmente en educación y sanidad.
Buendía participó en una conferencia en la Casa de América de Madrid, en la que intervinieron también el senador español Dionisio García Carnero, portavoz de la Comisión de Asuntos Iberoamericanos, y Maribel Alañón la directora de la ONG organizadora de la visita de la líder indígena, Fundación Humanismo y Democracia.
Buendía, presidenta del Centro Ashaninka del Río Ene, expuso los problemas de la comunidad indígena en Perú relatando su propia experiencia, en que a los 12 años perdió a su padre y tuvo que hacerse cargo de sus cinco hermanos y su madre enferma aislados en la selva durante un año huyendo de la organización terrorista Sendero Luminoso.
Después de años de trabajos duros, ha conseguido estudiar y en la actualidad cursa la carrera de Derecho que compagina con su actividad de defensa de los derechos indígenas y una mejor calidad de vida para esta comunidad.
El director de la Casa de América, Tomás Poveda, presentó a la líder indígena al comienzo del acto que forma parte del ciclo de Conferencias Fray Bartolomé de las Casas.
La delegación peruana que encabeza Buendía está en España con motivo de un proyecto de cooperación entre la Comunidad de Madrid y la Selva Central Peruana, que pretende capacitar a los indígenas para una mejor gestión local.
La representante asháninka se emocionó al recordar el violento pasado de su pueblo y su familia durante una recepción que les ofreció el martes en la Embajada de Perú en Madrid.
Los asháninkas fueron diezmados en la década de los años 80 por el grupo terrorista Sendero Luminoso, que causó entre esta etnia más de 6.000 muertos y 20.000 desplazados, y cuyos últimos restos se concentran aún cerca del valle del Ene.
"Recordar es volver a vivirlo, descoser la herida", afirmó conmovida y con lágrimas en los ojos Buendía, a la vez que criticó la falta de reconocimiento para su pueblo y la inacción por parte del Gobierno peruano, pero aseguró que "no queremos confrontación sino diálogo".
"Es cierto que el país ha crecido económicamente, eso solo ha servido para evidenciar que no se está invirtiendo nada en nuestra zona", dijo dirigiéndose al embajador, Francisco Eguiguren Praeli.
Luzmila Chiricente, otra asháninka integrante en la delegación peruana y quien preside una federación de mujeres indígenas en su país, pidió que se "reconozcan nuestros gobiernos locales", se deje de considerar a los indígenas "bichos raros" y que el gobierno ayude con los nuevos problemas "como el narcotráfico y las negociaciones con grandes empresas".
También forman parte de la delegación peruana los alcaldes de Río Negro, José Edgar Zevallos Ramírez, y de Pangoa, Miguel Ángel Egoavil Martínez, que abogaron por impulsar el intercambio comercial de productos de la región como cacao o café.
El grupo visitará el jueves la ciudad de Alcalá de Henares, cerca de Madrid, y el viernes acudirá al Congreso de los Diputados. (Terra)
- See more at: http://www.erbol.com.bo/noticia/indigenas/23102013/lider_indigena_pide_mayor_dialogo_y_reconocimiento#sthash.uaxynuGh.dpuf