14 de enero de 2014

Círculo Achocalla: Soya transgénica en Argentina.


Por: Pedro Brunhart

La soya transgénica ocupa en Argentina ya el 50% de la superficie apta para agricultura. Resulta sorprendente pues hasta hace 15 años casi nadie sembraba soya, siendo los cultivos tradicionales como trigo, girasol y maíz los importantes. En 1996 empezó la siembra de soya introducida por la multi Monsanto que trajo no solamente la soya transgénica, sino combinado con el glyphosato bajo la marca de Roundup.
El glyphosato es un herbicida que mata todas las plantas sin distinción. En la agricultura tradicional se lo utiliza antes de la siembra para ‘limpiar’ el suelo. A la soya transgénica sin embargo se ha incorporado un gen que la hace resistente al glyphosato, Por esa razón puede ser utilizado durante todo el ciclo de crecimiento de la soya.

Claro que Monsanto aseguraba que el glyphosato no tenía consecuencias negativas. Pero estas consecuencias se muestran ya pronto, en el sentido de que se formaron malezas resistentes al glyphosato. Los campesinos combatieron estas supermalesas con una dosis mayor de glyphosato o con otros herbicidas todavía más fuertes.
Entre estos insecticidas más fuerte se encuentra el 2,4 D (Dichlorphenoxy ácido acético) que era parte del orange agent, que los EE.UU. utilizaron durante la guerra de Vietnam para defoliar la selva, para encontrar a los guerrilleros del Vietcong. La guerra se terminó hace 40 años, pero las consecuencias siguen: Casos de cáncer en gran cantidad, deformidades en los niños y nacimientos de niños muertos.
Son justamente estas consecuencias que se ve ahora en la gente en Argentina, que viven cerca de los campos donde se produce la soya.
Y ser crítico hacia el negocio de la soya es peligroso. Personas de la organización ‘Pueblo Fumigado’ son amenazadas regularmente. Por eso es un logro la sentencia de un tribunal que indica que los dueños de las parcelas deben respetar una distancia mínima de 800 metros hacia las casas si aplican pesticidas a sus campos de soya, y si lo hacen con el avión la distancia mínima es de 1500 metros.