23 de septiembre de 2014

Inquilinos se quejan por exigencias de dueños de casa y alza de alquileres

El arriendo en El Alto también subió en 50%
ERBOL: Los inquilinos de las ciudades de La Paz y El Alto se quejan por la subida del precio de los alquileres de hasta un 50%, así como las exigencias que imponen los dueños de casa con adelantos de meses de pago y garantías onerosas.
Para Luis Calla, vecino de la zona Norte de la ciudad de La Paz, el pago mensual de alquiler le consume un tercio de su ingreso.
“Vivir en alquiler te hace pensar cada mes en pagar determinado monto al dueño de casa, entonces el pago de alquiler en muchos casos se come un tercio de mi salario”, señaló el entrevistado.
Otro aspecto que resulta desfavorable para la persona que quiere optar por un alquiler es que los dueños de casa piden meses de alquiler de adelanto, además de una garantía. En otros casos incluso no permiten parejas con niños, denunció otro vecino.
“Vivir en alquiler me afecta mucho porque hay que buscar y muchos quieren sin hijos, además quieren pago anticipado de uno a dos meses y aparte la garantía de 2.000 a 3.000 bolivianos, es muy complicado para mí”, señaló Eddy Poma, vecino de la zona Norte.
“Nos afecta pues bastante, yo no trabajo, solo mi esposo tiene un tallercito, nosotros pagamos 1.000 bolivianos por dos cuartitos y la mensualidad llega rápido”, señaló Sara Quipe, mujer de la tercera edad y vecina de Villa San Antonio.
Para Alfredo Blanco, ayudante de electricidad y vecino de la zona Oeste, el pago de alquiler cada fin de mes significa una gran preocupación ya que gana por día Bs120, pero sólo si hay trabajo.
“Yo vivo en alquiler, pago 150 bolivianos un cuartito de tres por cuatro, antes era más barato, yo pagaba 80 bolivianos, pero ha subido. Yo gano sólo si hay contrato por eso las marchas y las lluvias mucho me perjudican, yo tengo mi familia y tengo que conseguir dinero de donde sea porque el mes también rápido llega”, manifestó.
Según los datos recogidos de las comerciales ubicadas en las zonas Norte, Este y Oeste, las personas más optan por buscar alquileres en un 70%, mientras que los anticréticos tienen una preferencia del 30%. Los dueños de las comerciales explican que esto se debe a que las personas no pueden juntar el dinero para los anticréticos ya que en los últimos dos años subieron hasta en un 50%.
Mientras que en la zona Sur de la ciudad de La Paz, María Elena Zeballos, gerente general de INMOSUR Bienes Raíces, indicó que la gente está más propensa a comprar casas por los bajos interés aprobados por el gobierno, por lo que no hay tanta demanda para optar por alquileres. En segundo lugar las personas prefieren los anticréticos, aunque estos hayan subido en un 50%.
“En alquileres se está manteniendo (la demanda), la gente más prefiere comprar. Los anticréticos han subido bastante, un departamento de tres dormitorios que antes se conseguía en unos 45.000 dólares, ahora está en 70.000, ha subido un 50 por ciento”, dijo.
Precios en El Alto
Roxana Yana, dueña de una pequeña joyería ubicada en La Ceja de la ciudad de El Alto dijo que el pago de alquiler subió en un 50% en los 8 años que mantiene su negocio.
“Estamos pagando por el puestito que tenemos 1.500 bolivianos, ya estamos 8 años, pero años atrás ha ido aumentando el alquiler, hemos comenzado con menos de 1.000 bolivianos”, indicó.
Agregó que actualmente la situación económica desmejoró por lo que obtener recursos para pagar el alquiler cada vez se hace más complicado.
“Para ganar hay que mostrar la buena cara al cliente y ofrecer todo lo que tienes porque así nomás no hay clientela, el pago de alquiler es bien puntual, no se paga ni un día mas ni un día menos (…) como hay mucha competencia ya no hay mucha venta, tampoco hay dinero, en Bolivia no hay mucho trabajo y por eso la gente está pensando en irse fuera del país”, señaló.
Celia Canaviri, vecina de la Zona Ecológica y vendedora de pasankalla, señaló en tono de resignación que muchas veces sólo se trabaja para pagar el alquiler porque es con lo primero que se debe cumplir.
“Caro está el alquiler, 200, 250 bolivianos, dependiendo el cuarto, antes era 50, 80 bolivianos en la zona Ecológica en El Alto, cada vez va subiendo el precio y uno tiene que ganar más dinero para poder pagar, para eso nomas se gana (…) yo vendía antes jugo de naranja y con ese trabajo tenía que sacar para el alquiler, agua luz, comida, capital para seguir trabajando”, indicó.