18 de septiembre de 2014

Marcela Revollo pide crear comisión especial y declarar alerta nacional ante la escalada de violencia contra la mujer

La diputada del Movimiento Sin Miedo (MSM) Marcela Revollo pidió que se declare alerta nacional por la alta incidencia de casos de violencia en contra de mujeres y solicitó a la Cámara de Diputados que conforme de manera urgente una comisión interinstitucional encargada de velar por la seguridad física y psicológica de las ciudadanas bolivianas.
La diputada del MSM presentó a la Cámara de Diputados una minuta de comunicación en la cual plantea conformar una comisión interinstitucional encargada de coordinar las tareas de los tres poderes del Estado y de los gobiernos subnacionales, además de centralizar los registros oficiales de casos de violencia contra las mujeres en el país.
En apoyo a la iniciativa de la diputada del MSM, este lunes decenas de ciudadanos y representantes de varias instituciones sociales se apostaron en las puertas del Congreso con pancartas y carteles que decían “Basta de genocidio en contra de la mujer”, “Queremos respeto hacia la mujer “y “No más abuso de poder contra la mujer”.
“Nuestra propuesta es que a la brevedad posible se conforme una comisión interinstitucional que debe estar compuesta por los órganos Ejecutivo, Judicial, Ministerio Público, Policía, organizaciones de la sociedad civil con presencia nacional y medios de comunicación, para que nos permita a la brevedad posible aprobar la estrategia de aplicación inmediata de la Ley Integral para Garantizar a la Mujer una Vida Libre de Violencia Ley 348; aprobar su  reglamentación; realizar una auditoría jurídica sobre los casos denunciados en todo el país y su estado de procesamiento”, explicó la diputada Revollo.
La legisladora del MSM dijo que la comisión interinstitucional establecerá políticas de funcionamiento de un año de vigencia para que el Estado determine rápidamente los recursos y los requerimientos necesarios para el fortalecimiento institucional de las unidades policiales encargadas de proteger a las mujeres y las casas de acogida de los gobiernos municipales y departamentales, entre otros. Todo este trabajo permitirá tener un registro oficial de la incidencia de la violencia física y psicológica contra la mujer en Bolivia.
“Cuando nos dicen que siete de cada diez mujeres en Bolivia son víctimas de algún tipo de violencia estamos hablando de un sub registro. Los datos oficiales en nuestro país niegan y desconocen la verdadera realidad de violencia que  se vive nuestro país”, argumentó Revollo.
Según la minuta de comunicación enviada por Revollo al presidente de la Cámara de Diputados Marcelo Elío, Bolivia registra los mayores índices de violencia contra la mujer de Latinoamérica. Se estima que una mujer muere cada tres días en el país víctima de feminicidio y los casos de feminicidio infantil y adolescente están en aumento, asegura el Centro de Información y Desarrollo de la Mujer (CIDEM).
Además, de cada 10 personas que acuden a los Servicios Legales Municipales (SLIM), nueve son mujeres (incluidas las niñas) que sufrieron agresiones físicas, psicológicas, sexuales y económicas, según datos de Instituto Nacional de Estadística (INE).
Un informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la Organización de Estados Americanos (OEA) revela que del 100% de los expedientes de casos relacionados con los derechos de las mujeres y revisados por el Órgano Judicial del Estado Plurinacional de Bolivia, el 71,2% fue rechazado por los fiscales por falta de prueba y de estos, 41% corresponde a delitos sexuales.
Informes del CIDEM dan cuenta de que en los últimos cinco años y seis meses 864 mujeres han muerto en diferentes circunstancias violentas, pero de esta cifra, 551 casos son tipificados como feminicidios, es decir violencia física, psicológica, económica y sexual, seguidos de fallecimiento.
Por otro lado, la Fuerza Especial de Lucha contra el Crimen (FELCC) ha establecido que en los últimos ocho meses se incrementó en 45% los delitos de trata y tráfico de personas, y de estos alrededor del 90% de víctimas son mujeres.
La diputada aseguró que es urgente declarar alerta nacional y generar condiciones para que las mujeres bolivianas realmente vivan libres de maltrato y se sientan seguras con la protección del Estado y de las instituciones. Revollo recordó que la Ley Integral Para Garantizar a las Mujeres una Vida libre de Violencia señala en su artículo 37 la declaratoria de alerta contra la violencia hacia las mujeres cuando se registre un alto índice de delitos contra la vida, la libertad y  la integridad física, psicológica o sexual de las mujeres en un territorio determinado. 
La declaratoria de emergencia permite activar recursos económicos de emergencia, medidas y acciones para prevenir la violencia contra las mujeres, intensificar acciones de atención y protección, diseñar e implementar una campaña de comunicación, sensibilización y educación permanente y sostenida, contra la violencia a las mujeres.
“En relación a la extrema violencia que las mujeres bolivianas están viviendo esta declaratoria de alerta nacional tiene como objeto prevenir sancionar y atender a las víctimas de violencia sexual, feminicidios, violencia psicológica, y trata y tráfico de mujeres”, complementó Revollo.