23 de septiembre de 2014

Vendedores: Clases media y alta son las que más compran ropa vieja

ERBOL: Un sondeo realizado a vendedoras y vendedores de ropa a medio uso en la calle Figueroa dio cuenta que las personas de clase alta y media son las que más compran esos productos. Los vendedores alegan que las visitas de estas personas, provenientes principalmente de la zona Sur de la ciudad de La Paz, se debe a que entre esa mercadería llegan “cosas bonitas”.
Los vendedores también identificaron a concejales y políticos del Movimiento Al Socialismo (MAS) entre sus principales clientes.
“Más vienen a comprar gente de la clase alta y clase media, compran por unidad nomás”, señaló Maribel E. consultada por Erbol.
Rosario T. en coincidencia con Maribel E. indicó que su puesto también es visitado con frecuencia -los días miércoles, jueves y viernes- por personas de la clase alta que compran principalmente chamarras y chompas.
Yesenia M. indicó que la gente de clase alta prefiere comprar más pantalones blue Jean y canguros.
Los miembros de los partidos políticos no pasaron desapercibidos ante la mirada atenta de los comerciantes de ropa usada, que hoy protagonizaron una marcha para exigir la derogación del Decreto Supremo que prohíbe la importación y comercialización de esa mercancía. 
“Aquí más frecuentan gente de la clase media y los del MAS, más optan por el color azul”, señaló Javier A.
“Mayormente son de clase media, igualmente vienen también personas importante, jóvenes que salen de las oficinas, así también un concejal que compra camisas”, manifestó Rosario H.
María C. indicó que en sus “tantos años” como vendedora identificó a muchos políticos del partido de gobierno entre sus asiduos clientes. “También son gente del MAS que yo les conozco porque son tantos años que estoy aquí, siempre he sido vendedora y conozco bastante gente que viene”, señaló.
“Antes venía la gente de la zona Sur pero ahora vienen de todo lado, de todos los partidos políticos tenemos ya caseros, pero más viene la gente del MAS”, subrayó Claudia S.
Estela A. remarcó que las “cosas bonitas” a medio uso que trae su jefa son el motivo para que la gente no falte en su comercio.  “Mayormente vienen gente del banco, viene también gente de la calle, de todo se asoman porque mi jefa trae cosas bonitas, más clientes varones tiene, los del MAS son unos cuatro o cinco clientes que vienen a comprar chamarras y camisas”, apuntó.