15 de noviembre de 2010

Gabriel Dabdoub: En el gobierno hay quienes incentivan la inversión y otros que la boicotean


El presidente de la Federación de Empresarios Privados, Gabriel Dabdoub dice que hay una ideología dentro del Gobierno que trata de imponerse a la otra y lamentó que en el país falte seguridad jurídica para la inversión. Señaló que dentro del Gobierno, existen autoridades que intentan ganarse la confianza del sector para beneficio del país pero también hay quienes intentan boicotearlo. Dabdoub destacó la labor realizada por algunos Ministros y citó como ejemplo al Ministro Vincenti y la Ministra Achacollo.

Maricruz Mendoza Ugarte, El Mundo

El presidente de la Federación de Empresarios Privados, Gabriel Dabdoub, hizo un análisis de la situación del empresariado cruceño. El empresario lamentó que en el país falte seguridad jurídica para la inversión, razón por la cual se han perdido varias oportunidades. Señaló que dentro del Gobierno, existen autoridades que intentan ganarse la confianza del sector para beneficio del país pero también hay quienes intentan boicotearlo.

Dabdoub en una exclusiva entrevista con El Mundo, también se refirió al reciente informe de la ONU que señala un retroceso en la calidad de vida de los bolivianos, informe que considera, debe ser una preocupación de todos.

¿Cuál es la situación actual del empresariado cruceño? ¿Existe seguridad jurídica para invertir en el departamento?

Lo que más hace falta en el país y en especial en Santa Cruz es la generación de una certidumbre por parte del Gobierno en el marco de que se aplique la Constitución Política del Estado que garantiza la propiedad privada. Vemos que algunos actos del Gobierno no se enmarcan en el concepto que decía el Presidente Evo Morales de que garantiza la propiedad privada. Falta mucho la construcción de una confianza, si bien hay comisiones que se han conformado, todavía no aterriza.

Vemos que no se ha convocado a una concertación, a un entendimiento, a escuchar las propuestas que tiene el sector empresarial en base a diferentes necesidades que se tienen. Por ejemplo en el agro, es importante tocar temas como el seguro agrícola, políticas públicas que incentiven el riego, el aporte tecnológico, entre otros.

El sector empresarial no lo puede hacer pero tampoco el Gobierno solo no lo puede hacer. Tiene que haber un mecanismo en el que se puedan escuchar las partes. Aún no se ha avanzado como quisiera el empresariado.

Sin embargo, hubo un acercamiento del empresariado con el Gobierno…
Hay algunas comisiones que intentan hacerlo. Hay un entorno del Gobierno que no es bueno pero también hay algunos Ministros que intentan generar un clima de confianza…

¿Qué Ministros intentan hacerlo?

El Ministro Fernando Vincenti, la Ministra Nemesia Achacollo, pero también hay otros que lamentablemente no llevan a construir una confianza y que lo que están haciendo es más bien en algunos casos, golpear contra el empresariado.

¿Quiénes son esos Ministros?

Yo prefiero hablar de los Ministros que están trabajando, que están haciendo algo, hay una ideología dentro del Gobierno que trata de imponerse a la otra.

Lo que queremos es que se busque un entendimiento de mutuo respeto y eso implica la búsqueda de mecanismos para trabajar más profundamente que no ha llegado a realizarse realmente como quisiéramos. Lo ideal sería que se escuchen las propuestas del sector constructor, agrícola, de turismo, industrial, comercial, etc.

Hay discursos que atacan al empresariado diciendo que es éste el que boicotea cuando en realidad el sector empresarial lo único que ha venido haciendo es trabajar para la producción, para el país, para garantizar la seguridad alimentaria.

El sector ha cumplido. Lo que no está habiendo es un ataque del Gobierno contra el contrabando, la especulación, deja en muchos aspectos un sinsabor en la base de entrar a un trabajo mucho más sincero

¿No colabora el Gobierno al empresariado?

Son pasos que se tienen que dar pero que todavía no se está avanzando con la rapidez que quisiéramos

A su consideración, ¿cómo está el empresariado en comparación con los anteriores años, han ganado? O han perdido quizás?

Hemos perdido las oportunidades. Como país en el marco internacional hay precios alentadores para el sector empresarial y nosotros lo que hemos perdido son las oportunidades para avanzar en la inversión. Hay una realidad existente: falta inversión en el país no solamente externa sino también de parte de los bolivianos. Para generar inversión tiene que haber en primer lugar, certidumbre. Que no sólo sea el discurso de convocar al empresariado sino a través de acciones. En general, no hay esa intención de parte del Gobierno, la única forma de garantizar la seguridad alimentaria tiene que pasar por una soberanía productiva que significa brindar el apoyo incondicional al pequeño, mediano y grande productor en todos los ámbitos. Hay que trabajar, la pregunta es cuál es la visión de país que se quiere construir y esa nos la tiene que responder el Gobierno.

¿Por qué cree usted que a nivel internacional se dice que en Bolivia la economía ha mejorado bastante, sin embargo aquí los bolivianos decimos que cada vez estamos peor?

Es que lo que están midiendo es parte de los datos y las cifras que se pueden ve cuando uno hace un análisis de un país.

Cuando instituciones como el Banco Mundial se refieren a las cifras macroeconómicas, no hay duda, eso es por muchos aspectos, entre ellos, los precios internacionales que están en buen estado y que han permitido ser parte de los ingresos del país pero lo que no se está midiendo y lo que se trata de minimizar es la microeconomía que es la economía que genera empleo, desarrollo productivo.

Dicen eso pero sólo refiriéndose a una parte pero no a todo un análisis económico del país. La economía no es solamente las cuentas públicas, la economía también es la inversión en el país y a nivel internacional dicen que nos faltan condiciones para que se invierta y el único que puede darlas es el Gobierno.

Hay un empresariado que está dispuesto a seguir trabajando. Hemos alertado que hay un mayor crecimiento de población con un menor crecimiento productivo. Tenemos que revertir eso. En la última década debimos haber crecido alrededor del 7% para poder reducir al año 2015 la pobreza al 50%. La única forma de reducir la pobreza es con empleo y con inversión y eso no lo estamos sembrando hoy para cosecharlo mañana.

¿Qué opinión le merece el reciente informe de la ONU que establece que la calidad de vida de los bolivianos está en retroceso?

Esos son temas de preocupación, debemos de preocuparnos por trabajar por los bolivianos, no solamente significa cuidar las cuentas porque eso es del pasado. Lo que hoy hay que hacer es evitar hacer gastos públicos exorbitantes. Hay que destinar los recursos a la inversión pública y por ende, dar condiciones para que el sector empresarial nacional e internacional pueda invertir en el país. Esas cifras de Naciones Unidas deberían alertarnos y hacernos reflexionar para ver que en el país el Gobierno no puede hacer las cosas solo, este es un trabajo de todos y para todos. Mientras el Gobierno no escuche y no convoque al empresariado, realmente seguimos más en la política cuando el país debería dedicarse al tema económico en todos sus aspectos, lo macro y lo micro.


TEXTUAL
Como país en el marco internacional hay precios alentadores para el sector empresarial y nosotros lo que hemos perdido son las oportunidades para avanzar en la inversión. Hay una realidad existente: falta inversión en el país no solamente externa sino también de parte de los bolivianos”
Carlos Dabdoud
Empresario Cruceño