6 de mayo de 2011

El mal Acullico de la hoja de coca y otros factores causan el cáncer oral

Estudio. Dos oncólogos del Hospital de Clínicas hicieron un estudio que determina que masticar hojas de coca sin quitarles los palitos causa lesiones en la mucosa que pueden derivar en la afección mortal. La falta de higiene bucal y descuido ante aftas son elementos desencadenantes.

El acullico, la falta de aseo y el descuido causan cáncer bucal

Hábito: Las personas pueden adolecer de este mal por desnutrición y falta de cuidado e higiene.

El acullico, la falta de aseo y el descuido ante la presencia de aftas son algunas de las causas del cáncer de boca u oral. Dos especialistas de la Unidad Bucomaxilofacial del Hospital de Clínicas realizaron un estudio al respecto y lo distribuyeron entre los odontólogos del departamento La Paz.

Johnny Neme, especialista en cirugía bucomaxilofacial, explicó que “hace siete años realizamos una capacitación a odontólogos de varias provincias de La Paz para que cuando identifiquen el mal deriven inmediatamente al paciente a la ciudad” para su atención.

Afirmó que la mayoría de los pacientes con cáncer bucal provienen de zonas rurales, en especial de los Yungas, como consecuencia de hábitos tales como la excesiva masticación de coca con lejía, falta de higiene bucal, descuido ante la presencia de aftas y la desnutrición. A estos factores se suman el alcohol y el tabaco.

El experto aclaró que el acullico de riesgo es aquel que se hace sin “despalillar” la hoja de coca. “Masticar la coca con sus palitos lleva a que con el tiempo se vayan generando microtraumatismos, inicialmente invisibles e insensibles en la cavidad bucal. De esa manera se producen pequeñísimas lesiones que inflaman la mucosa bucal y evolucionan hacia una lesión blanca precancerosa”.

El oncólogo Gonzalo Peredo coincidió con los resultados del estudio y añadió que la mayoría de las personas se someten a tratamiento cuando el cáncer ya no se puede curar y debe ser extirpado.

“Cuando el mal es detectado a tiempo, es decir, si el tumor tiene menos de dos centímetros y no hay propagación del cáncer, el 75 por ciento de los pacientes consigue salvarse”.

El profesional indicó además que “como el cáncer de boca, al principio, no es doloroso, muchas veces la persona se da cuenta de lo que tiene cuando el mal ya no puede curarse. Por eso se recomienda una visita cada seis meses al odontólogo”.

SEÑALES DE ALARMA. Algunas lesiones que pueden ser precursoras del cáncer oral, por lo que es importante localizarlas precozmente. Las señales de alerta comienzan con la aparición de manchas blancas, rojas o marrones que persisten por un lapso dos semanas.

El cirujano Johnny Neme agregó que otra señal es la aparición de heridas sin causa aparente que no cicatrizan en 15 días.

El acullico de riesgo es aquel que se hace sin “despalillar” la hoja de coca.

Bolivia no tiene centros de atención oncológica

En Latinoamérica, Bolivia es uno de los pocos países que no cuenta con un hospital oncológico a pesar de los altos índices de pacientes que contraen cáncer en su territorio.

De acuerdo con un informe de la Fundación IAC, por cada mil personas afectadas por cáncer, sólo tres logran vencer la enfermedad y salvar sus vidas. El resto muere porque el mal se le detectó tarde o por la falta de un centro de atención especializado.

El jefe del Departamento de Oncología del Hospital de Clínicas de La Paz, Miguel Ángel Quiroga, afirmó que diariamente recibe entre 12 y 13 pacientes afectados con cáncer. Sin embargo, la Unidad sólo cuenta con 19 camas para pacientes postoperatorios, para administrar quimioterapias y desarrollar los tratamientos a los pacientes. Quiroga explicó que “el departamento de Oncología internó, en un año, a 600 personas con cáncer, pero esta cifra no engloba la realidad que vive Bolivia, ya que cada día los casos aumentan. Por ejemplo, el cáncer bucal está incrementando en el departamento de La Paz; sin embargo, no podemos internarlos y seguir un tratamiento, porque no contamos con el espacio suficiente”.

El oncólogo criticó la falta de voluntad de las autoridades para contratar más profesionales y dar prioridad a la construcción y equipamiento de un hospital especializado en esta rama médica.

En el Departamento de Oncología del Hospital de Clínicas trabajan solamente dos especialistas en esta rama de la medicina, quienes deben realizar más de 14 cirugías por mes y atender a los enfermos que no pueden internarse por falta de espacio en ese nosocomio.

Para destacar

Consumir alimentos pobres en vitaminas y minerales coadyuva a la aparición del cáncer bucal.

El cáncer bucal puede presentarse en mujeres y en varones también por factor de herencia.

Este daño desfigura la cara, cabeza y cuello. Provoca sequedad bucal y dificultad al comer.

Cada sesión terapéutica tiene un costo de Bs 600. Por tratamiento se necesita 60 sesiones.

La internación y los fármacos duplican el costo de las quimio y radioterapias.

La mayoría de las personas que contraen este tipo de cáncer fallecen por falta de recursos.

Paso a paso

Primero

El paciente debe conocer cómo son las estructuras normales de su boca. Cuando éstas cambien, debe acudir al consultorio dental para que el profesional haga una revisión. Para ello, el odontólogo realizará una exploración y brindará una explicación detallada. El paciente tiene que conocer cómo es su boca en condiciones normales y qué alteraciones no son patológicas.

Segundo

El paciente debe seguir un método de autoexploración en el que observará la cara, el cuello, los labios, la cara interna de la mejilla, el paladar, la encía, la lengua y el suelo de la boca. Es importante seguir todos los pasos para que se pueda detectar correctamente cualquier anomalía y no tener datos erróneos que puedan complicar su salud.

Tercero

El paciente deberá realizar el autoexamen en su casa cada cinco o seis meses como mínimo y ante cualquier hallazgo acudir al odontólogo. A veces el médico encuentra dificultades para motivar al paciente o para que realice la autoexploración, pero hay que tener en cuenta que el beneficio es la vida, por lo que vale la pena hacerlo.

Cuarto

Mantener la boca en buen estado es fundamental para prevenir el cáncer bucal, de ahí la importancia de realizar una buena higiene dental y de acudir periódicamente al odontólogo. Una mala higiene dental, factores que erosionen la mucosa, como dientes rotos, mal posicinados o prótesis mal ajustadas son también factores que incrementan el riesgo de cáncer.