8 de noviembre de 2010

Chávez: Gobierno ni con chanchullo puede minimizar los efectos de la inflación


"Continuará el alza de precios, aunque los datos de inflación del gobierno no reflejen la realidad, porque la gente no come sopa de índices, sino sopa de fideo, cuyo precio está elevado", dijo el analista económico Gonzalo Chávez.

(ANF).- El analista económico Gonzalo Chávez lamentó, este lunes, que el gobierno no pueda frenar el aumento de los precios de los productos de la canasta familiar ni con el chanchullo que tiene para medir el índice de la inflación, o, con los decretos que prohíben la exportación de alimentos como el azúcar y el maíz. Considera que la verdadera solución está en el incentivo y la reactivación del sector productivo agrícola.


Chávez indicó que el Indice de Precios al Consumir (IPC) que mide la inflación, el cual fue modificado hace dos años, es un “chanchullo” porque no refleja la realidad de los mercados, pues los precios de los alimentos subieron en desmedida, cuya tendencia se mantendrá vigente en los últimos dos meses que le quedan del año.


Asimismo, el analista manifestó que los decretos emitidos por el gobierno que prohíben la exportación de azúcar, maíz y otros productos no funcionan porque el perjudicado es el productor y los comerciantes, lo cual da lu verde a que personas inescrupulosas se dediquen al contrabando de estos bienes hacia el Perú. Según el especialista, el gobierno observa enemigos políticos cuando el verdadero problema está en la falta del aumento de la producción y de la oferta de alimentos.


La fuente remarcó que la actual situación refleja el hecho de que la economía está pasando la factura al gobierno por haberse dedicado en los últimos cinco años a la política y muy poco al incentivo al sector productivo para evitar el incremento de precios de los alimentos.


“Muchas veces, cuando el gobierno controla la producción (decide que) no vamos a exportar (y la producción) solo (va) para el mercado interno pero entre los comerciantes inescrupulosos y algunas personas especificas agarran y se lo llevan de contrabando, lo compran mas barato aquí y se lo llevan de contrabando”, agregó.


También, el entrevistado dijo que al momento el gobierno se mutiló los brazos de la política fiscal y monetaria y sólo le quedó la política monetaria, lo cual no es inteligente porque prohibir el contrabando no es suficiente. “Es muy difícil (la lucha contra el contrabando), se tendrá que poner al Ejército, la Policía y a los scauts para controlar en los fronteras.


Es muy complicado el contrabando hormiga, es enorme, terrible, gigantesco; entonces la solución a largo plazo es la aumentar la producción“, afirmó. A decir de Chávez, la solución a la inflación no está en sacar las medidas gubernamentales cuando el fuego está avanzado porque no hay una visión de desarrollo productivo que ayude al combate a la inflación.


El economista cree que la inflación se controla aumentando la producción, apoyando significativamente al sector agropecuario y que funcionen los tractores que hace cuatro años el gobierno dio a ciertos sectores campesinos.


“Dónde están los 300 millones de dólares que aproximadamente el Banco de Desarrollo Productivo (BDP) les a dado a ciertos sectores productivos que debería estar ayudando (a la producción) y no lo están haciendo (nada) porque los precios están demasiado elevados”, afirmó. Finalmente, el profesor universitario explicó que en la actualidad los precios en el mercado interno con relación a los vecinos son abismales porque una garrafa de GLP cuesta 23 bolivianos pero en el Perú vale 80 bolivianos, razón por el cual a las garrafas “les salen pies, lo mismo pasa con el azúcar y la harina”.