3 de diciembre de 2010

Ex viceministro Almaraz dice que el narcotráfico invadió áreas protegidas

“Existe una intolerancia y se pretenden proteger una falsa imagen porque nadie de este país y en el mundo ignora que en el Chapare hay narcotráfico”, dijo Sergio Almaraz.

(ANF).- El ex viceministro de Tierras, Sergio Almaraz afirmó, este viernes, que es innegable la existencia de coca ilegal en áreas protegidas de Cochabamba, cuya producción es destinada al narcotráfico y desafió al ministro de Gobierno, Sacha Llorenti, a corroborar, o, descartar esta actividad que vulnera la Ley 1008 en el trópico .

“Eso está fuera de toda duda, hemos visto no sólo las autoridades, sino los indígenas, policías, también los periodistas esas cientos de hectáreas sembradas de coca ilegal y no creo que haya alguien que diga que esa coca ilegal sembrada a través del avasallamiento de un áreas protegida estuviera destinada al narcotráfico”, dijo.

Para el ex Viceministro de Tierras y otrora ferviente defensor del MAS, el Gobierno y los dirigentes cocaleros del Chapare asumieron una “falsa imagen intolerante” en torno al tema del narcotráfico en el Chapare. “Existe una intolerancia y pretenden proteger una falsa imagen porque nadie de este país y en el mundo ignora que en el Chapare hay narcotráfico”, dijo a la Red ATB.

“Los únicos que han sostenido que no hay narcotráfico, porque supuestamente existe un control social son los dirigentes sindicales del trópico de Cochabamba, los únicos, el Gobierno no lo ha hecho situación por demás extraña y más bien muestra mucha incomodidad con las afirmaciones de monseñor Tito Solari, pero tampoco puede decir categóricamente no hay narcotráfico en el Chapare, porque si no lo hubiera seguramente el ministro de Gobierno Sacha Llorenti o alguna autoridad del gobierno diría lisa y llanamente no hay narcotráfico en el Chapare”, añadió en entrevista a la Red ATB.

Para el ex Viceministro de Tierras y otrora ferviente defensor del MAS, monseñor Tito Solari, “no añadido nada nuevo” a la imagen que todos en Bolivia y muchas partes del mundo tienen del trópico de Cochabamba y la presencia del narcotráfico en esa región, por lo que calificó de una “prepotencia extrema” la posición asumida por los dirigentes cocaleros en contra del Arzobispo de Cochabamba.

“Sobre lo que hay que reflexionar aún más es sobre la intolerancia, que en el caso de algunos dirigentes del trópico de Cochabamba es realmente un extremo de prepotencia que ojala pueda ser superado porque yo creo que con él, no concuerdan las bases de las bases campesinas del Trópico de Cochabamba ni las fuerzas políticas del gobierno y el gobierno mismo”, manifestó.

En la misma línea cuestionó la posición asumida por el Gobierno “de responder con la descalificación personal a monseñor Tito Solari, ante una afirmación que me parece que es veraz a todas luces muestra también un grado de intolerancia que yo hago votos porque no se acrecienten y más bien se reviertan porque es absolutamente necesario que el gobierno escuche más, sepa dialogar, sepa debatir constructivamente, porque esa es la actitud que corresponde al liderazgo político capaz de construir una mejor democracia”.

El ministro de Gobierno, Sacha Llorenti, en su informe oral ante la Comisión Política Social de la Cámara de Diputados presentó datos estadísticos de menores de edad (de 0 a 17 años) vinculados a esta actividad ilícita registrados desde 2003 hasta 2007 en la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico.

“En 2003 fueron capturados en Chipiriri dos personas, es decir, un estudiante de 15 años y un agricultor de 16 años; el 2005 (en la misma población) una personas; el 2007 en Isinuta tres, pero ya imputables de 17 años, en el marco de las normas penales; y el 2009, en Villa Tunari un mototaxista de 15 años transportando sustancias controladas”, dijo.

Mientras, el Fiscal de Distrito de Cochabamba, Camilo Medina, afirmó en días pasados que hay entre 18 a 20 niños que estarían involucrados en casos de narcotráfico en el departamento de Cochabamba desde 2003 hasta la fecha.

En noviembre pasado el arzobispo de Cochabamba, monseñor Tito Solari, expresó la preocupación de padres de familia del Chapare sobre la presencia del narcotráfico en esa región y su comercialización a través de menores de edad.