24 de mayo de 2013

ITALAQUE. UN TESORO POR DESCUBRIR


Lic. Reyna A. Aguilar M.[1]

Si quieres encontrar tranquilidad, gente sincera, respirar aire puro disfrutar de la música autóctona y encontrarte con la naturaleza. No tienes más que visitar este bello pueblo que se encuentra a 204 km.de la ciudad de la paz situado a 2950 metros aproximadamente sobre el nivel del mar, Italaque es el pueblo que nació nuevamente el año 1814, después de que Navajas ordenara su incendio y año más tarde el caudillo indígena Tupa Amaru lo volviera a incendiar durante los sangrientos cerco del año 1780.
Se halla en un gran cañadón que se inicia en las alturas de Huallpacayu, un sitio histórico y muy conocido por los turistas y viajeros quienes obligadamente tienen que cruzar por ese sector ubicado a 8 kilómetros del pueblo.
Se encuentran cerca de Italaque los pueblos de Ulla Ulla, Charazani, Ayata, Curva, y otros.
Según los cronistas e historiadores, Italaque deriva del vocablo aymara Jitfi laka, derrumbe, mazamorra o tierra que se desliza, debido a la gran cantidad de ojos de agua y vertientes que se hallan en toda la zona.
Por esa misma razón, se dicen que es un valle de creación fluvial y a esta concavidad se la podría llamar, boca o borde que tiene temperaturas de invierno.
Lo que más se destaca es su música y sus tradiciones, así tenemos a los Sicuris de Italaque, los cuales hace algunos años visitaron varios países europeos, llevando sus zampoñas y bombos al viejo continente.
En la comuna del pueblo existen pergaminos y documentos que con firman la serie de viajes; es importante recalcar que los Sicuris de Italaque pertenecen o se originan en el ayllu de Taypi, más conocida como Taypi Ayca.
El amplio calendario de festividades religiosas del pueblo permite la participación de los vecinos que se trasladan hasta el lugar cada 16 julio (fecha en que se quemo la iglesia en el año 1957), así como en otras festividades.
La población de Italaque posee un potencial turístico importante, lo cual le favorece de gran manera. La actividad turística en la población se está desarrollando recientemente, el lugar es muy concurrido en los días de fiesta de la población.
SICURIS DE ITALAQUE
La danza de los Sicuris es originaria de los pueblos aymaras, principalmente los que habitan la región altiplánica. Los nativos aymaras subsisten con esta danza. Entre los grupos de músicos y danzarines donde se puede observar en un grupo de Sicuris, la utilización de plumas de aves de origen altiplánico como el ñandú, la guacamaya, el loro, etc.
El grupo de músicos o Sicuris lo integran generalmente entre catorce a treinta personas, que marchan en dos columnas paralelas siguiendo a un guía. Sicu es una palabra aymara que indica zampoñas y Sicuris seria el tocador de zampoñas.
IGLESIA
La iglesia de Italaque, del siclo XVI, corresponde a una arquitectura virreinal tardía y ha sido construida sobre una plataforma artificial, sin crucero y con torre exenta y estructura alargada. Se halla sobre una alta plataforma artificial. El lamentable incendio producido en 1957 derrumbo el techo, arrastrando las paredes y quemando el pulpito y el retablo mayor. También se perdió el Sotocoro, que era interesantísimo por mostrar pintaras al temple que reflejaban la vida de los campesinos de la región. Las columnas o chavadas estaban decorabas con piñas y otras frutas tropicales también pintadas con la técnica del temple. Por sus pinturas la iglesia de Italaque era equiparable a la de huaro en el Perú (departamento de Cusco).
De la parte arquitectónica solo pudo salvarse la portada que es de piedra y obra tardía del siglo XVIII, levantada nuevamente gracias al material grafico (planos y fotografías) proporcionadas por el instituto de Investigaciones Artísticas de la UMSA.
CALVARIO
El calvario se encuentra en la cima del cerro que está ubicado en Italaque, con una vista completa de todo el pueblo, además se tiene la cesación de estar a un paso de la cima del cielo.
En el calvario hay una capilla en la cual se encuentra un crucifijo de madera totalmente pesada.
Cada 3 de mayo de cada año, se festeja la fiesta de la Cruz, evento en la cual toda el población se reúne junto con las distintas comunidades aledañas del lugar (S´apia, Wayanca, porque y otros), mostrando de ese modo sus trajes autóctonos y sus cálida música.
Después de haber llegado al calvario, se hace una celebración religiosa en la capilla para luego sacar el crucifijo de madera y bajar hacia la iglesia, acompañados con tropas de Sicuris (de 4 a 5 grupos actualmente, pero antiguamente acompañaban 140 tropas), posteriormente ingresan a la iglesia donde se celebra la misa.
CALLE
Italaque cuenta con dos avenidas principales: 16 de julio y Pacaures. Existen también tres zonas: Pacaures ubicada en la parte de arriba; Canchis ubicada en la parte de abajo, esta zona es la más atractiva ya que su s caminos son angosto y las cosas están próximas unas de otras, además en este lugar cuentan que vivían personas de baja estatura como de 90 cm.; y finalmente se encuentran la zona de los Huarcas.
FERIAS INTERNACIONALES
Estas ferias se llevan a cavo: los días miércoles en Pacaures, entre Escoma e Italaque; los jueves en Umanata, entre Puerto Acosta e Italaque; los sábados, en Chiñaya, entre Escoma e Italaque. También en Ilave, los jueves. En estas ferias se comercializa principalmente el ganado lanar, mular, vacuno y porcino, además de los productos de la tierra.
PAISAJES
Las zonas, de la ribera y la cabecera de los valles, determinan el Temperamento de sus respectivos habitantes. Los del lagos, algo retraídos, poco efusivos, contemplan con cierto arrobo la majestuosidad de las aguas, aunque no sepan o no quieran expresarlo.
Hombre y naturaleza se unen, se comprende, se completan. Se dirían empero, que la magnitud, la belleza y los coloridos de los paisajes del incomparable lago andino no calan hondo en el espíritu del nativo. Y que, frente a la rudeza del suelo, su alma se aplica más bien a urgencias materiales que a la expectación estética. De ahí que, con naturaleza tan admirable, su espíritu confronte problemas internos íntimos y no exteriorizaciones de apetencia artística.
Los del valle, son paisajes cerrados, un horizonte restringidos, pero poblado de voces, colores y aromas, y una naturaleza dadivosa y un clima benigno, posee una actitud espiritual extrovertida. Recogen el paisaje dentro de sí y proyectan su ánimo a horizontes más vastos.
FUENTES DE RIQUEZA NATURAL
Existen yacimientos en varias regiones, especialmente en Carabuco y Mocomoco (zona de Chuncho- Aymara), que contienen estaño y no fueron instantemente explotados por falta de caminos. La extensa cordillera de Huallpacayu es, asimismo, rica en wólfram finalmente cabe mencionar los laderos de oro de Ambana. En toda la provincia se encuentran por lo demás, innumerables canteras de yeso y otros materiales de construcción.
AGUAS TERMALES
Entre las principales se encuentran las de Carabuco, situadas en el cantón del mismo nombre, y las de Putina, a 5 km. de la población de Mocomoco. Esta agua tiene propiedades singulares especialmente para el tratamiento de la sangre.
RUINAS DE HUARCA MARKA
Situadas al noreste de Italaque, con la ciudadela prehispánica del Periodo del señorío Aymara de Omasuyo conocida desde 1948. Consta de conjuntos de viviendas con doble hastial e incluye espacios abiertos que pudieron ser plaza, ocupado una extensión de cuatro hectáreas.
Contienen además, monumentos funerarios anteriores a los incas; el montículo de Chunchuamaya de Mocomoco donde fueron sorprendidos y exterminados indios que pretendían penetrar en la tierra del callao; se dice que sus restos yacen bajo aquel montículo. De otro lado hay que citar los templos de Italaque y, sobretodo, el de Carabuco, valiosos monumentos de estilo barroco.
Carabuco contiene hermosos cuadros murales, artística platería, un altar y techumbre de maderas finas. Fue declarado monumento nacional.
TRANSPORTES Y ACCESO
Italaque cuenta como medio de transporte al servicio automotor que puede ser de carácter público o privado. Dentro del servicio público, se tiene buses, minibuses y camiones, que tienen su terminal en la ciudad de La Paz en la zona El Tejar, el costo de pasaje varía entre 18 y 20 Bs. El costo es el mismo en la ruta de Italaque a La Paz, el acceso es por vía terrestre y la carretera es precaria.
BIBLIOGRAFIA
FRANCIS, PAVLIC (2002)
“LA Voz de san Miguel de Italaque”, Parroquia San Miguel de Italaque, Italaque, La
Paz, Bolivia.
PERIODICO “EL DIARIO” (1998)
“Italaque un Tranquilo Valle del Norte Paceño” Nuestras Provincias, 2 de Agosto, La
Paz, Bolivia.
YAPU, FREDDY (1996)
“Estudio Turístico de la provincia de La Paz”, Servicio de Asistencia Técnica, Secretaria
Nacional de Turismo, La Paz , Bolivia
_______________________________________________
[1] Reyna Aguilar es: Licenciada en Turismo y Docente de la Universidad Mayor de San Andrés