21 de noviembre de 2010

CEDLA: Nueva ley de pensiones no es revolucionaria


La cuenta individual que forma parre de la nueva ley de pensiones fue implantado con la Ley 1732, cuya norma fue criticada por la gestión de Evo Morales.

(ANF).- El economista del Centro de Estudios Políticos y Sociales (CEDLA) Carlos Arze, manifestó que la nueva ley de pensiones no es revolucionaria porque mantiene como uno de sus pilares fundamentales la cuenta individual que fue aplicado por el gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada con la Ley 1732. El analista considera que la nueva norma “no es revolucionaria porque su financiamiento (…) continúa sobre la base de la cuenta individual”.

A su turno el secretario general de la Central Obrera Boliviana (COB) Felipe Machaca, lamentó que con la nueva ley los trabajadores tendrán que aportar al nuevo sistema por 35 años para poder percibir una pensión sobre el 70 de su sueldo.

“El gobierno sigue manteniendo los privilegios para los militares quienes si percibirán rentas sobre el 100 por ciento de sus sueldos, a eso si se llama discriminación. Este es el precio para ser protegido por los militares”, argumentó. Por su parte, el ministro de Economía aclaró que la cuenta individual continuará en la nueva ley de pensiones que se estima sea aprobada hasta finales de este año en la Asamblea Legislativa Plurinacional.

“El tema de la ley de pensiones tiene dos partes (…) una parte que es la (…) solidaria con este Fondo pero otra es el aporte personal que continua, la cuenta individual, sigue la cuenta individual”, reconoció el ministro. Arce Catacora asegura que la sostenibilidad del nuevo sistema será de 35 años y emplazó a sus detractores a presentar sus cálculos y cifras en la discusión que se abrirá en la Comisión de Planificación y Economía d ela Cámara de Diputados.

“Estamos manteniendo la cuenta individual de donde parte sale la pensión para aquellos que no necesitan porque también hemos estado viendo que hay criterios equivocados y que hay un techo para la pensión. Si un profesional gana ocho mil, 10 mil bolivianos y eso le corresponde de pensión va a tener esos montos o más, lo que corresponde, lo único que estamos creando es un Fondo Solidario (…) que garantiza que los trabajadores de bajos recursos puedan acceder a mayores rentas”, argumentó. El ministro indicó que en virtud de la CPE el tema de la seguridad social compete al Estado, razón por el cual la administración del sistema de pensiones no puede estar en manos privadas, tercearizadas “como lo hizo el modelo neoliberal”.

Asimismo, Catacora argumentó que el gerente de la Gestora será elegido por la Asamblea Legislativa que deberá seguir lineamientos para la inversión de los fondos de los trabajadores que consiste en determinar en qué puede y en qué no puede invertir, qué riesgo puede o no asumir y os niveles mínimos que se deben seguir a nivel de los rendimientos por las inversiones que se realicen.

“Se tiene previsto la creación de una Gestora Pública que administrará estos recursos y que la población tiene que estar absolutamente tranquila que no va haber otra vez otro Dante Escobar porque existen los controles” como el hecho de que debe rendir cuentas a dicha instancia legislativa, prometió. Además, el titular de Economía dijo que se creó el Fondo Solidario para apoyar a los trabajadores que tengan pensiones y puedan ser niveladas.

El fondo es financiado con el aporte del tres por ciento del aporte patronal, el 0,5 por ciento de aporte laboral, el 20 por ciento de la recaudación de las primas de riesgo profesional, el descuento del uno por ciento menos los 20 salarios mínimos nacionales de los empleados que perciben sueldos de 13.580 bolivianos a 27.160 bolivianos, el 5 por ciento menos los 40 salarios mínimos nacionales de los que ganan sueldos de 27.160 a 40.740 bolivianos y el 10 por ciento menos los 60 salarios mínimos nacionales de los que perciben sueldos más de 40.740 bolivianos.

“La gran característica de esta ley de pensiones es que no generará una generación sandwichs como ocurrió con la vieja ley 1732 para nuestra ley bastan los aportes de 10 años para jubilarse (…) y 58 años de edad y se puede jubilar”, concluyó.