9 de noviembre de 2010

Estratos medios crecen pero aún son muy vulnerables en Bolivia


El informe de Naciones Unidas destaca que, en promedio, las personas ubicadas en el estrato medio han estudiado durante 9 años y están afiliados a un seguro de salud en un 73%.

(ANF).- En Bolivia entre los años 1999 y 2007, los estratos medios crecieron del 30% al 36% de la población y representan a 3,6 millones de ciudadanos. Sin embargo, los expertos del Programa de las Naciones Unidas Para el Desarrollo (PNUD) evalúan que cerca de 2,3 millones de estas personas son “vulnerables” y corren el riesgo de recaer en la pobreza.

El sexto Informe nacional sobre Desarrollo Humano (IDH) publicado en Bolivia desde el año 1998 por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y titulado Los cambios detrás del cambio; Desigualdades y movilidad social en Bolivia establece que cada año, un promedio de 138 personas se incorporan a los estratos medios. Es decir que estos ciudadanos se ubican por encima de la línea de la pobreza pero sin llegar a hacer parte del 10% más rico de la población.

El 82% de los 3,6 millones de ciudadanos que ocupan el estrado medio de ingresos habita en áreas urbanas, el 40% son indígenas y el 65% trabajan en el sector de los servicios y del transporte, describe el informe. “La relevancia de este grupo en términos de bienestar no sólo radica en que el nivel de ingresos de los hogares supera la línea de pobreza, sino en que también logra un mejor cumplimiento de los derechos sociales”, establecen los investigadores del PNUD en este nuevo informe.

En promedio, las personas ubicadas en el estrato medio han estudiado durante 9 años y están afiliados a un seguro de salud en un 73%.

Sin embargo, los expertos del IDH estiman que cerca de 2,3 millones de personas del estrato medio perciben en sus hogares unos ingresos que oscilan entre una y dos líneas de pobreza y son por ello vulnerables a cualquier choque o sobresalto económico. La escasa calificación de la mano de obra, la debilidad del servicio público de formación profesional y la reducida retribución salarial son algunos de los obstáculos que encuentran los pequeños empresarios y trabajadores en sus esfuerzos para salir de modo duradero de la pobreza.

La desigualdad de ingreso en Bolivia está asociada, entre otros factores con bajos de niveles de especialización y calificación de la mano de obra. establece el informe. El año 2009, los profesionales, propietarios y gerentes alcanzaban un ingreso promedio mensual de Bs.3.800, en comparación con Bs.3.100 para los trabajadores por cuenta propia y profesionales independientes, Bs.2.500 para los profesionales y técnicos de nivel medio y menos de Bs.1.000 para los trabajadores no calificados.