16 de noviembre de 2010

Senador del MAS lamenta que el Gobierno deje a Potosí “librado a su suerte”


Los más altos índices de pobreza están en esa región del país, sostuvo el legislador del MAS, Eduardo Maldonado. Lamentó que el Gobierno ha dejado librada a su suerte a la Villa Imperial nada menos que en su Bicentenario y dijo que es hora de que el país haga un acto de justicia con Potosí, que durante siglos ha mantenido con el esfuerzo de su gente y sus minerales no sólo las arcas del Estado Boliviano sino también la revolución industrial del Viejo Continente.
Eduardo Maldonado

El senador del Movimiento Al Socialismo (MAS) por Potosí, Eduardo Maldonado, afirmó que el Gobierno ha dejado librada a su suerte a la Villa Imperial nada menos que en su Bicentenario, porque persisten las necesidades para luchar contra la pobreza y evitar las migraciones.

“Se han olvidado que por mucho tiempo Potosí ha sido el sostén del país con sus riquezas mineralógicas”, observó.

El Legislador dijo que el pasado 10 de Noviembre, para Potosí ha tenido una significación especial y particular, porque se cumplieron 200 años de constante aporte, primero a lo que fue el Alto Perú y posteriormente a Bolivia”.

Maldonado sostuvo que es hora de que el país haga un acto de justicia con Potosí, que durante siglos ha mantenido con el esfuerzo, el sudor de su gente, con sus entrañas argentíferas y estañíferas, no sólo las arcas del Estado Boliviano sino también la revolución industrial del Viejo Continente.

Remarcó que no se pueden cruzar de brazos y contemplar que los más altos índices de pobreza se tengan en ese girón patrio en el extremo sur del país.

“No podemos resignarnos al hecho de que la gente tenga que salir a pedir limosna o que tenga que migrar buscando otras oportunidades que en su tierra no existen. No se puede alentar un modelo de explotación de nuestros recursos naturales, esos viejos modelos del capitalismo con raíces coloniales tienen que ser desterrados”, sostuvo.
Agregó que Potosí tiene demasiadas necesidades, entre las principales que deben ser atendidas con urgencia, está la migración campo-ciudades, generada por la situación de pobreza y además por la falta de oportunidades de desarrollo de la región.