19 de diciembre de 2010

Fabriles rechazan incremento salarial del 6%, piden el 10 por ciento


La COB recibirá hasta la primera semana de enero los pliegos petitorios de todos los sectores afiliados. “No hemos aceptado ni rechazado en primera instancia lo que dice la Ley Financial", señaló el dirigente Condori.

Anuncio de incremento salarial genera reacciones en sindicatos bolivianos

La Paz, 19 dic (ABI).- El anuncio oficial de un incremento salarial de 6% para 2011 levantó diversos criterios en las organizaciones sindicales bolivianas, afirmó el secretario ejecutivo de la Confederación General de Trabajadores Fabriles de Bolivia, Ángel Asturizaga.

"Hemos escuchado con asombro la declaración del ministro de Economía y Finanzas, Luis Arce, en sentido de que el incremento salarial para el 2011 será sólo del 6%, lo que terminantemente es rechazado por todos los fabriles de Bolivia, porque eso no va a alcanzar para sobrevivir. Nosotros proponemos un aumento del 10%", dijo.

Anticipó que el tema será considerado en un ampliado nacional del sector la primera semana de enero.

Por su parte el secretario de Finanzas de la COB, Ramiro Condori dijo que, "todos los sectores tienen derecho a pedir lo que consideren conveniente, 10, 20, 30% de incremento salarial. Nosotros fuimos claros y serios al indicar que no hemos aceptado ni rechazado en primera instancia lo que dice la Ley Financial".

La COB recibirá hasta la primera semana de enero los pliegos petitorios de todos los sectores afiliados, así como un análisis de la Universidad Mayor de San Andrés, referente al impacto del alza del costo de vida en la economía familiar y con todos esos datos concretos, objetivos, "le pediremos al presidente Evo Morales un incremento salarial digno", remarcó.

El secretario ejecutivo de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia, Guido Mitma, a su vez dijo que, "frente a la actual situación con un alza en el costo de la canasta familiar debido al agio y especulación de los alimentos, la Federación de Mineros planteará en su pliego petitorio al Gobierno, principalmente, la reactivación productiva y del empleo, y un incremento salarial acorde con el alza del costo de vida.