8 de diciembre de 2010

PROCLAMA ITALAQUEÑA

En tiempos inmemoriales, cuentan nuestros abuelos, que se establecieron es estas tierras de Usata hombres trabajadores, guerreros y sabios. Hijos del sol y la luna, impregnados de melodías y ritmos, imbuidos de saber ancestral; constructores de un pueblo milenario.

Lupacas, Canchis y Kallawayas enlazados con hombres del mediterráneo en 1596 forjaron nuestro ser y ahora por sus hijos Italaque es grande.

Grandeza indescriptible que al oír a nuestros Sicuris, observar su vestimenta, caminar por las zonas y calles virreinales de Pacaures, Huarcas y Canchis; que al apreciar y añorar nuestro templo de San Miguel de Italaque, recorrer las ruinas incaicas de Merque Italaque y peregrinar por nuestra ruta de Huallpacayu. Causan sensaciones extrañas en nuestro ser y en todo aquel forastero.

Hoy, las campanas de nuestro templo nos convocan y llaman a una cita, con nuestro pasado, presente y futuro.

Italaque está herido. Una daga de olvido, desprecio apatía y arrogancia han provocado saqueo, postergación, abandono y miseria.

El dolor provocado aquel julio 1957 no fue calmado, y nuestra cólera aun busca al vil malhechor de febrero de 1999.

Si la buena nueva fue que: “Por sus hijos Italaque será grande”, el mandato es consumar el designio en los nuevos tiempos.

Es la hora de acudir a este llamado, sequemos nuestras lágrimas y empuñemos nuestras manos en las herramientas del progreso y desarrollo. Nuestra lucha debe ser inclaudicable, no tiene espacio en esta empresa el desprecio, apatía y arrogancia. No existe diferencia alguna de clase, genero, generacional; de cultura, creencia o religión. Todos somos originarios. Hijos de Italaque.
Italaque, Inti que guía; Amauta de su Marca; Cacique que su Ayllu; Mallku de su comunidad. Capital de su territorio. Dirige a tu pueblo por el sendero luminoso.

Es por cuanto que reivindicamos nuestro legítimo derecho a la autodeterminación de los pueblos y la preservación ancestral de nuestros saberes, consagrada en la Constitución Política del Estado Plurinacional de Bolivia.

Proclamando:

1.- La restauración de nuestra forma ancestral de organización y administración de: Amautas , Caciques, Mallkus y Jilacatas; en sus tres Parcialidades: Pacaures, Huarcas y Canchis.
2.- La incorporación de nuestras autoridades originarias en el Consejo Municipal de nuestro municipio, como representación legitima de nuestro pueblo, de acuerdo a ley.
3.- Definir a través de un referéndum la capital y sede del Gobierno Municipal de la Segunda Sección de la Provincia Camacho del Departamento de La Paz.

Es dado en Italaque a los siete días del mes de diciembre del año dos mil diez.



Que el Pachacutec y la ventura lleguen a nuestro pueblo y sean los hijos de Italaque quienes juzguen nuestro compromiso y acción.



Boris Bernal Mansilla
Presidente
Comité Interinstitucional Pro Italaque