8 de diciembre de 2010

Vargas Llosa recibe Nobel y lanza fuertes críticas a la izquierda latinoamericana

Estocolmo. El escritor peruano Mario Vargas Llosa, hizo fuertes críticas a la izquierda latinoamericana en su discurso oficial en la ceremonia de entrega del Premio Nobel de Literatura que le fue otorgado la tarde de este martes por el Comité Nobel Noruego reunido en la ciudad de Estocolmo.

En su discurso titulado "Elogio de la lectura y la ficción", documento de 19 páginas, el nuevo Premio Nobel mantuvo su clásico estilo al hablar y aprovechó la ceremonia para criticar nuevamente a los gobiernos de Cuba, Venezuela, Nicaragua y Bolivia.
"América Latina ha ido progresando, aunque, como decía el verso de César Vallejo, todavía Hay, hermanos, muchísimo que hacer. Padecemos menos dictaduras que antaño, sólo Cuba y su candidata a secundarla, Venezuela, y algunas seudo democracias populistas y payasas, como las de Bolivia y Nicaragua", dijo Vargas Llosa en medio de su discurso.

El escritor peruano en todo caso, también tuvo tiempo para la emoción al recordar su relación con su esposa, por 45 años, Patricia a la que considera su "Perú".

"El Perú es Patricia, la prima de naricita respingada y carácter indomable con la que tuve la fortuna de casarme hace 45 años y que todavía soporta las manías, neurosis y rabietas que me ayudan a escribir. Sin ella mi vida se hubiera disuelto hace tiempo en un torbellino caótico y no hubieran nacido Álvaro, Gonzalo, Morgana ni los seis nietosque nos prolongan y alegran la existencia. Ella hace todo y todo lo hace bien", dijo el escritor en medio de un leve llanto y con la voz quebrada.

Sobre su mujer también, agregó ue ella "resuelve los problemas, administra la economía, pone orden en el caos, mantiene a raya a los periodistas y a los intrusos, defiende mi tiempo, decide las citas y los viajes, hace y deshace las maletas, y es tan generosa que, hasta cuando cree que me riñe, me hace el mejor de los elogios: 'Mario, para lo único que tú sirves es para escribir'".

Respecto a su país natal, el escritor también tuvo elogiosas palabras al señalar que "al Perú yo lo llevo en las entrañas porque en él nací, crecí, me formé, y viví aquellas experiencias de niñez y juventud que modelaron mi personalidad, fraguaron mi vocación, y porque allí amé, odié, gocé, sufrí y soñé. Lo que en él ocurre me afecta más, me conmueve y exaspera más que lo que sucede en otras partes".

Durante los 48 minutos que duró su discurso, el peruano también habló sobre el significado de la lectura en su vida, señalando que "la lectura convertía el sueño y ponía al alcance del pedacito de hombre que era yo el universo de la literatura". Sobre lo mismo, recordó a su madre, quien "solía emocionarse y llorar leyendo los poemas de Amado Nervo y de Pablo Neruda".

* Revise aquí el discurso completo de Mario Vargas Llosa.