9 de abril de 2013

Putin es atacado por un grupo de mujeres activistas en Alemania


El presidente ruso enfrentó una tensa visita a la feria industrial de Hannover, donde las guardias de seguridad debieron controlar a un grupo de mujeres que protestaron a torso desnudo.
Vladimir Putin reaccionó hoy sonriendo cuando un grupo de activistas mujeres lo increpó con el torso desnudo en la feria industrial de Hannover, pero la escena quedó como símbolo de la tensión que rodeó al presidente ruso en su visita a Alemania.
Putin recorría junto a la canciller Angela Merkel la cita industrial más grande del mundo, que este año tiene a Rusia como invitado de honor, cuando varias mujeres se desnudaron de la cintura para arriba gritando "fuck dictator, fuck Putin!". Los guardaespaldas las retiraron e impidieron que alcanzaran a ambos líderes.
"Lo disfruté (…) Sin una acción como ésa se hablaría menos de esta feria", ironizó Putin en la conferencia de prensa posterior junto a Merkel. "No le veo nada terrible".
No fue la única protesta durante los dos días de visita de Putin en Hannover. Desde su llegada el domingo, organizaciones humanitarias y partidos políticos arremetieron contra el jefe del Kremlin por temas como la situación de los derechos humanos en Rusia o el apoyo implícito de Moscú al gobierno de Bashar al Assad en Siria.
Merkel tocó abiertamente esas cuestiones durante la rueda de prensa conjunta, en la que explicó a Putin que Berlín quiere ver "una vibrante sociedad civil en Rusia".
La canciller conservadora se mostró preocupada por las recientes redadas sufridas por ONG y fundaciones internacionales en Moscú: "Por supuesto es una intromisión y un estorbo que se controlen los discos duros de fundaciones cuyo trabajo, hasta donde sabemos, es perfectamente legal".
Putin defendió las redadas diciendo que su gobierno está preocupado por la fuente de financiación de las ONG extranjeras. "Nuestros ciudadanos tienen derecho a saber de dónde viene el dinero", explicó, aclarando que las organizaciones siguen adelante con su trabajo.
DIFERENCIAS POR SIRIA
Ambos líderes mostraron también su desacuerdo en torno a Siria, con Putin defendiendo su derecho a seguir entregando armamento al régimen de Assad como a cualquier gobierno legítimo. Merkel replicó queBerlín "cree que el señor Assad ya no tiene ninguna legitimidad".
La canciller también señaló que sus conversaciones con Putin la llevan a creer que la comunidad internacional debería volver a acordar pasos para resolver la crisis siria en el marco del Consejo de Seguridad de la ONU.
Rusia y China, aliados de Assad, vetaron hasta ahora tres resoluciones del máximo órgano de la ONU desde el comienzo de las revueltas opositoras en marzo de 2011.
COREA DEL NORTE
Merkel y Putin sí coincidieron en pedir a Corea del Norte que ponga fin a sus amenazas militares. "La comunidad internacional debe seguir unida y buscar la vía del diálogo", dijo Merkel. El objetivo debe ser "convencer a Corea del Norte de que acabe con las provocaciones".
Putin, por su parte, se mostró preocupado por las amenazas de guerra desde Pyongyang y los rumores sobre una nueva prueba nuclear realizada por el régimen de Kim Jong-un. "Pediría a todos que se tranquilicen y que comiencen a resolver los problemas en la mesa de negociación", reclamó.
Ambos líderes inauguraron la noche del domingo la feria y compartieron luego una cena. Antes del recorrido inaugural, los dos participaron hoy un acto de homenaje a las víctimas del nazismo en un sitio conmemorativo que recuerda a 386 trabajadores forzados de todo Europa, incluyendo 153 de la entonces Unión Soviética, ejecutados a principios de 1945 por la policía secreta nazi, la Gestapo.
Por la tarde Putin siguió viaje a Ámsterdam para inaugurar el año ruso-holandés junto con la reina Beatriz.
También en Holanda el jefe del Kremlin fue recibido con protestas, en esta ocasión por parte de movimientos en defensa de los derechos de los homosexuales que se manifestaron con pancartas a la llegada de Putin al museo Hermitage.

Fuente: La Tercera