7 de mayo de 2013

CEDLA: LOS SALARIOS EN EL PAÍS SÓLO ALCANZAN PARA COMER DEBIDO AL DESIGUAL REPARTO DEL INGRESO


(ANF).- Una evaluación del Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (CEDLA), a propósito de la reposición salarial para los trabajadores en el orden del 8% y de 20% al salario mínimo nacional arroja como resultado que “la realidad del trabajador asalariado en Bolivia es que gasta más en alimentos y que tiene un 39% de incidencia en la canasta básica familiar.
“Siguiendo una tendencia que se inicia en años anteriores, el 2011 los hogares con jefes de hogar asalariados ya tenían ingresos familiares inferiores al promedio (3.609 bolivianos). La mitad de los hogares de obreros solamente tenía un ingreso familiar de 2.000 bolivianos ó menos, y la mitad de los hogares de empleados de 2.500 bolivianos ó menos, con un promedio de dos ocupados en ambos casos”, observa el CEDLA.

En vista del escenario descrito, el Centro de investigación en temas laborales señala que “los incrementos salariales recientes, que reiteran la vieja política de contención salarial desplegada desde hace mucho tiempo, no contribuyen a mejorar la calidad del empleo de los trabajadores en el país”.